Según este análisis, 14% de los usuarios piden horarios para no interferir con su vida personal.

0 No me gusta0

Según un análisis que llevó a cabo la firma Statista en octubre de 2019 en varios países de América Latina, Colombia era la nación con el mayor porcentaje de personas que tenían la posibilidad de trabajar de manera remota, con un 45% de los trabajadores encuestados. 

Por su parte, Argentina y México, destacaron que solo 44% y 39% de los trabajadores encuestados, respectivamente, se les permitía trabajar a distancia. Sin embargo, a agosto, México dio un salto dramático en el uso de esta colaboración.

Acorde a lo anterior, según la firma Pricewaterhouse Coopers (PwC) antes de las medidas de distanciamiento por el COVID-19, 46% de los encuestados en México no practicaba el trabajo remoto. 

A pesar que las condiciones no fueron idóneas, los beneficios, aparentemente, fueron latentes, ya que 97% de los encuestados durante la pandemia quiere que el trabajo a distancia se mantenga permanentemente.

Ganó la productividad

Según la encuesta que realizó PwC a 544 empleados, 58% de los mismos consideró que se incrementó su productividad al trabajar de manera remota, a pesar de la urgencia y la falta de recursos tecnológicos que algunas empresas experimentaron al inicio de la pandemia, además que la productividad logró mantenerse en 35%, según la firma.

La colaboración, uno de los motivos que más hacía asistir a los empleados a sus centros de trabajo antes de la pandemia, prácticamente no se vio afectada, ya que 44% percibió que se mantuvo igual y 47% considera que aumentó.

Bienestar y espacio personal, prioridades

Según PwC, para seguir trabajando a distancia, los empleados quieren contar con mejores recursos/equipos (18%); horarios de disponibilidad bien definidos para no interferir con su vida personal (14%); horarios de trabajo más flexibles (12%); y finalmente, apoyo para manejar las cargas de trabajo (8%).

Por otro lado, asi la mitad de los encuestadocs (49%) dijo tener confianza en la capacidad de las empresas para adoptar medidas que los hagan sentir seguros en su regreso al trabajo.

Actualmente existen herramientas para ayudar a los empleadores a establecer estrategias de sanitización e higiene, que, adicionalmente, les permiten conocer en tiempo real el estado de salud de sus colaboradores y con quién tuvieron contacto en caso de resultar contagiados.

“El equilibrio entre las nuevas formas de trabajo y los objetivos del negocio puede ser difícil de lograr; no obstante, existen métodos que pueden ayudar a obtener un balance adecuado, enfocándose siempre en el bienestar del empleado”, destacó Carlos Gradwohl, Socio de People & Organization de TLS, PwC México