El promedio del costo hipotecario en septiembre de 2020 se ubicó en 9.98 por ciento, según datos del Banco de México.

4 No me gusta0

Una de las razones por las que la colocación del crédito hipotecario de la banca se ha mantenido como el más dinámico en 2020, entre el financiamiento que se otorga a las familias, es por los niveles mínimos que ha alcanzado el costo del mismo.

De acuerdo con información del Banco de México (Banxico), a través de los agregados monetarios y actividad financiera, el costo del crédito hipotecario bancario en México se ubicó en septiembre pasado una tasa de interés promedio de 9.98%, prácticamente igual al mínimo histórico de 9.97% establecido en un mes similar de 2016.

A diferencia de aquel periodo, hoy en día las instituciones ofrecen productos específicos con tasas de interés inferiores al 8%, incluso una de ellas desde 7.5%, como mínimo.

Asimismo, luego de tocar en septiembre de 2016 el mínimo señalado, al mes siguiente inició un repunte de alrededor de 100 puntos básicos. Sin embargo, actualmente, dadas las condiciones económicas internacionales, de una crisis recesiva global, donde en general los bancos centrales aplican políticas monetarias expansivas, es muy probable que veamos por un buen tiempo un costo del crédito hipotecario barato.

Comparativamente, 12 meses atrás, en septiembre de 2019, el banco central del país ubicó un promedio de 10.58% en el costo hipotecario de la banca, lo cual ha implicado una contracción de 60 puntos básicos.

Directivos de las áreas hipotecarias de los principales instituciones bancarias del país, como Banorte, Santander, Scotiabank, Citibanamex y HSBC, han señalado a Real Estate Market que vivimos condiciones históricas inmejorables en México para adquirir comprar una propiedad, casa o departamento, a través de un financiamiento hipotecario.

Y lo más relevante es que un punto porcentual menos de tasas de interés es muy importante porque permite acceder a un mayor porcentaje de crédito respecto al valor de una propiedad, lo que significa poder acceder a un inmueble de mayor tamaño o con mejor ubicación. Es decir, el menor costo hipotecario permite una mayor accesibilidad al crédito.

También coinciden en que los niveles que ha alcanzado el costo hipotecario permite la mejora de hipotecas de aquellos acreditados que contrataron hace algunos años su crédito con niveles superiores a los actuales.