El Ministerio de Salud brasileño dio a conocer que “en el mejor de los casos” la vacunación podría iniciar entre el 20 de enero y 10 de febrero de este año.

1 No me gusta0

El titular del organismo, Elcio Franco, explicó que únicamente se adquirirán aquellas vacunas que cuenten con el aval de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) “y que entreguen las dosis suficientes para ser distribuidas”. Según dijo, el plan de vacunación está hecho y se declaró “listo” para el gran día; sin embargo, están a la espera de que los laboratorios soliciten el registro.

Lo anterior, luego de que la farmacéutica Pfizer argumentara que el pasado lunes 28 de diciembre, Anvisa había solicitado una serie de “análisis específicos” que estaban haciendo más lento el proceso. “Las condiciones de la agencia requieren análisis específicos para Brasil, lo que supone más tiempo de preparación”, explicó la compañía en un comunicado.

Además, la farmacéutica reveló que la autorización pide también detalles respecto a la cantidad de dosis, así como el cronograma que será utilizado en el país, “puntos que solo pueden ser definidos una vez que se elabore el contrato definitivo”.

Al respecto, Jair Bolsonaro respondió que la población de Brasil es de aproximadamente 210 millones de habitantes “un mercado enorme de consumidores de cualquier cosa. ¿Los laboratorios no tendrían que estar interesados?”.

Anvisa, por su lado, reveló que ha recibido un informe de parte de un laboratorio en Brasil para comenzar son los ensayos clínicos de la vacuna Sputnik V. Al momento, cuatro estudios de este tipo se están llevando a cabo en Brasil: La de AstraZeneca-Oxford, la de Coronavac, Sinovac y la Pfizer y Johnson & Johnson.