Aunque la empresa inmobiliaria china tiene una fuerte deuda de 300,000 mdd, solo 42,000 millones de dólares corresponden a pasivos colocados entre inversionistas 

5 No me gusta0

Ni siquiera un gran incumplimiento de Evergrande Group, el gigante inmobiliario chino, pudiera desencadenar una crisis financiera como la de 2008 que causó Lehman Brothers, ya que se espera que el gobierno pudiera intervenir para evitar un contagio en el sistema financiero y porque la deuda pública y bancaria de la empresa es “relativamente pequeña”.

“Un verdadero momento Lehman es una crisis de una magnitud muy diferente. Sería necesario ver una huelga de prestamistas en gran parte del sistema financiero, un fuerte aumento de las dificultades crediticias fuera del sector inmobiliario y que los bancos no estén dispuestos a enfrentarse entre sí en el mercado de financiamiento bancario”, expusieron los especialistas de Barclays en un estudio titulado Why Evergrande is not China´s Lehman moment. 

El estudio abunda que la deuda de Evergrande asciende a 300,000 millones de dólares, pero solo 14% (42,000 millones de dólares) de los pasivos son productos de gestión de patrimonio vendidos a inversionistas minoristas, lo que representa una “cantidad relativamente baja”. Y más del 50% son cuentas por pagar y facturas de aceptación.

Estas cifras, agregaron, no son lo suficientemente grandes como para inclinar la balanza hacia un “momento Lehman”, ya que el sistema bancario de China tiene entre 40 y 45 billones de dólares en activos y los préstamos totales superan los 30 billones de dólares. 

“Simplemente no se dan las condiciones para que ni siquiera un gran incumplimiento sea el momento Lehman de China”, señala el informe. 

Evergrande deberá pagar más de 127,500 millones de dólares para los próximos 12 meses. Tan solo este jueves tendrá que desembolsar 84 millones de dólares de intereses por su deuda y para el 29 de septiembreenfrentará otro pago por 47.5 millones de dólares.