El cálido espacio fue desarrollado para recibir senderistas; tiene la capacidad de soportar las temperaturas congelantes de las montañas noruegas.

160 No me gusta27

Se trata de una cabina de alojamiento diseñada por la firma de arquitectura noruega, Snøhetta; la cual, está diseñada para recibir caminantes que pasean cerca de Vettakollen, Noruega y así aprovechar las vistas del Oslofjord. ‘Fuglemyrhytta’ fue diseñada para ser una casa de vacaciones familiares o pequeños grupos escolares; está ubicada en una colina al norte de Oslo y tiene vista de la ciudad al fiordo.

El edificio, al que solo se puede acceder a pie, está abierto todo el año y tiene una capacidad para 16 personas durante el día y únicamente ocho por la noche. Fue construido a partir de dos estructuras de madera en forma pentagonal que se escalonan para dividir las habitaciones de la cabaña. Ann Cecilie Haug, arquitecta de la firma, dijo que el gran techo inclinado “reduce la velocidad del viento y protege al edificio de las duras condiciones climáticas de Noruega”.

En el pentágono frontal se encuentran la cocina y la sala de estar con dos mesas de piedra y asientos dispuestos alrededor de una ventana panorámica. Además, hay dos dormitorios y una sala de secado en la estructura trasera. Snøhetta optó por el diseño sostenible y eligió materiales de origen local para construir ‘Fuglemyrhytta’, con la finalidad de reducir su huella de carbono y crear un ambiente interior saludable.