Durante el primer semestre de 2018, a pesar de la volatilidad financiera y la incertidumbre local diversas emisoras vinculados al desarrollo de infraestructura y mercado inmobiliario levantaron del mercado de valores cerca de 69,532 millones de pesos de capital.

Más que empresas tradicionales de bienes y servicios, fueron emisoras a través de instrumentos de reciente creación quienes predominaron, encabezadas por las Fibras E y Fibras inmobiliarias.

Los Fideicomisos de Inversión en Energía e Infraestructura (Fibra E), Certificados de Proyectos de Inversión (Cerpis) y Empresa de Adquisición con Propósito Especial (Special Purpose Acquisition Company o SPAC), así como fideicomisos inmobiliarios.

Del primer instrumento (Fibra E) se colocaron tres emisiones, donde el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACMX) levantó 30,000 mdp, CFECapital 16,388 mdp y Fibra Estructura 6,136 mdp.

En cuanto a las Fibras, Grupo Nagoin colocó Fibra Educa mediante la cual levantó 9,430 mdp, en tanto Upsite México (Fibraup solo colocó 555 mdp.)

Promecap debutó como un SPAC (5,578 mdp), un instrumento que tiene un periodo de al menos 24 meses para adquirir una o varias empresas. Finalmente, GD Structure emitieron un Cerpi por 1,445 mdp.

Analistas consideran que estas emisoras adelantaron su colocación antes de que se llevara a cabo la elección presidencial, al grado que en junio se llevaron a cabo cuatro de las siete colocaciones.