Por segundo mes consecutivo el saldo de la cartera de crédito a la vivienda de la banca comercial registró un alza de 3.8% anual en agosto, derivado de un incremento de 5.6% en el crédito al segmento medio y residencial, que es el principal motor de crecimiento.

200 No me gusta3

De acuerdo con información del Banco de México (Banxico), el saldo de la cartera de crédito hipotecario de la banca se ubicó en 788,500 millones de pesos al mes de agosto de 2018.

El crédito a la vivienda de interés social es el único que no crece, por el contario muestra una tendencia a la baja a un ritmo anual de -12.2% en agosto.

En opinión de analistas de Banorte, hacia delante, prevén que continúe el dinamismo del crédito al sector privado. “Parte del menor dinamismo del crédito otorgado al sector privado durante 2017 se explicó por la trayectoria ascendente de la inflación. Hacia delante, consideramos que el crédito bancario seguirá siendo impulsado por la creación formal de empleo y la menor inflación en comparación con el 2017. Tomando esto en cuenta el crédito continuará creciendo por arriba del ritmo al que lo hace la actividad económica”.

El índice de morosidad para la cartera de vivienda se ubicó en 2.6%, manteniendo niveles de salud muy estable.