La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) a través del Centro de Estudios Económicos del Sector de la Construcción, en un reporte que dieron a conocer la primera semana  de abril, destaca que a febrero de 2017 el crédito otorgado por la banca comercial y de desarrollo a la industria de la construcción registró una contracción de 4.7% en términos reales con relación al mismo período de 2016, lo que significaron 517 millones de pesos menores al saldo observado en el período.

235 No me gusta2

También para febrero el crédito otorgado por la banca comercial y desarrollo a las obras de vías de comunicación observó una caída de 14.1% y en el rubro de construcción de Edificios No Habitacionales registró una contracción de 7.1 por ciento.

El retraso en el número de obras de ingeniería civil, consecuencia de los recortes presupuestales (que registró una caída de 23% en relación a 2016), provocó inactividad en muchas empresas constructoras que no tienen contratos vigentes, que las imposibilitó de acceder a un crédito bancario.

Ante la caída, parte de las propuestas concretas de la CMIC para impulsar el financiamiento son estimular programas de ayuda a través de la banca de desarrollo; crear un padrón de registro, seguimiento y desempeño de pasivos adquiridos entre las pymes.

Además, pidieron al Ejecutivo Federal, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y la Secretaría de Economía (SE) brindar capacitación sobre financiamiento, contabilidad, inversión y del sistema jurídico a fin de conocer las diversas posibilidades de acceso a créditos.

Además, pidieron a las principales instituciones financieras de desarrollo bajar las tasas de interés, flexibilizar requisitos y ofrecer opciones de factoraje que fortalezcan a las pymes, así como reimpulsar programas de Compras de Gobierno y Cadenas Productivas para que las dependencias federales publiquen sus licitaciones con más opciones de financiamiento.