Rogelio Jiménez Pons, titular del fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), encargado de la obra emblemática del sexenio, el Tren Maya, estima que tiene una aceptación de hasta 85 por ciento dentro de las comunidades indígenas.

En complimiento del Convenio 169 de la Organización Mundial del Trabajo, deben realizarse consultas –que ya son obligatorias en la nueva administración del gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador–, para poder desarrollar todo el proyecto a través de la Selva Lacandona.

En tanto, Jiménez Pons, en entrevista con el Heraldo de México, reveló que ya se elaboró un Plan Maestro en el que se proyecta los tiempos de las licitaciones, donde para el cuarto trimestre de este año deberán estar publicados nueve paquetes de contratos millonarios para la construcción de la nueva vía y rehabilitación de la infraestructura existente.

Se espera el tercer trimestre de 2023 como la fecha para que todo el Tren  Maya comience operaciones al público en general.