El ingeniero destacó la importancia histórica, social y económica, de estos espacios; destacó las ventajas de invertir en su preservación.

259 No me gusta25

En el marco del VII Simposium de Centros Históricos que realizó la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI), el Ingeniero Carlos Slim Helú, Presidente Vitalicio de Grupo Carso, impartió la conferencia “El Centro Histórico, una visión personal” en la que destacó su importancia histórica, social y económica.

El Ingeniero detalló que fueron, el cronista Guillermo Tovar y de Teresa, José de Iturriaga y el historiador Fernando Benítez, quienes lo introdujeron a reconocer su importancia. “Está la labor de don José de Iturriaga, directivo de Nacional Financiera, que a pesar de ser funcionario, se confrontó con las áreas de gobierno, porque se estaban tirando edificios de gran valor. Lo criticaron en su momento, pero con ello logró frenar su destrucción. También está el trabajo de Guillermo Tovar y de Teresa y de Fernando Benítez, quiénes tuvieron una gran relevancia en mí para concientizarme de la importancia del Centro Histórico y para recorrerlo. Ellos fueron grandes promotores y defensores”.

Resaltó que en una comunicación que tuvo con el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, éste le informó que en el periodo de la Colonia, el centro tuvo un acelerado ritmo de construcción: “Los edificios y los inmuebles -me lo comentaba por escrito el arquitecto Pedro Ramírez Vázquez- durante la Colonia se construían hasta dos inmuebles de importancia a la semana, y se calcula que hubo hasta 30 mil”.

Expresó que para los trabajos de revitalización, se contó con un equipo especial y del apoyo del ex Presidente Vicente Fox y el entonces Jefe de Gobierno del Distrito Federal, Andrés Manuel López Obrador: “Les dije que entraba al trabajo de revitalización del Centro Histórico si había un acuerdo con el Presidente de la República. Afortunadamente se pusieron de acuerdo el gobierno de la ciudad y el Gobierno federal y en agosto de 2001, se constituyó un Consejo Consultivo con más de 100 personas, con intelectuales, académicos, empresarios, comerciantes, que se enriqueció con planteamientos del Presidente Vicente Fox y con Andrés Manuel López Obrador, emprendimos esta idea de recuperación”.

“Yo presidí el Consejo Técnico en el que estaba José de Iturriaga como Presidente Honorario Vitalicio junto con otros 10 consejeros, y tomamos decisiones rápidas y eficientemente. Se trabajó con motivación. En éste estaban Jacobo Zabludovsky, quién amaba el Centro; Guillermo Tovar y de Teresa, y el Cardenal (Ernesto Corripio), entre otros”, recordó.

“En lugar de restaurar inmuebles, era revitalizar el Centro. Revitalizar significaba que la gente viviera, trabajara, estudiara, divirtiera, y que tuviera actividades en el Centro. Ese fue el objetivo. Antes, a las siete de la noche no se podía ni caminar”. Asimismo, dijo que para esta revitalización, no se necesitaron grandes estudios, sino acciones de empleo, capacitación y salud: “Lo que planteamos nosotros, en lugar de hacer grandes estudios, fue emprender cosas muy simples. Primero: mejorar el nivel económico y social de las personas que vivían ahí. Se puso una red escolar en todas las escuelas; se hizo capacitación para el empleo. Todos los programas que teníamos en la Fundación se aplicaron de manera exhaustiva, desde el programa “Ver para aprender”, que era un programa para dotar de lentes a los muchachos de todas las escuelas. El programa “Cirugía extramuros”, para los que tenían un problema de ortopedia, vista o de cirugía reconstructiva y se equiparon los hospitales. Se buscó bajar la violencia intrafamiliar que era muy alta por el alcohol. Se manejó autoempleo y manuales para pequeñas actividades”.
Seguridad de primer mundo

El Ingeniero Slim destacó que la seguridad jugó un papel importante en este proceso: “El otro aspecto importante es que hubiera seguridad. Que la gente pudiera estar tranquila, que pudiera caminar por las calles. Para ello se pusieron 110 cámaras de video, con torres de alarma y observación y se hizo un centro de mando concentrado para reacción inmediata; tuvimos una policía especial capacitada, en donde colaboraron Alejandro Gertz Manero y Marcelo Ebrard, en los que Telmex puso toda la tecnología de instalaciones y el local”.

En el tema de empleo, dijo, se trabajó en traer diversas empresas. “Nosotros trajimos como unas 8 mil personas a trabajar acá, de las cuales, 6 mil 700 fueron nuevas en el programa. Hicimos call centers, ahí estaba el de Bancomer, en Bolívar; se vino el área de Telmex de capacitación y diversos proveedores. Además, colocamos bonos convertibles sin intereses”.

Entre los pendientes, destacó la atención que merece el hundimiento de esa zona: “Un cuarto elemento que todavía no se resuelve y que seguimos insistiendo en ello, es la sobreexplotación del acuífero; desde hace más de 60 años estamos sobreexplotando mucho el acuífero. El agua que tuvimos y que se juntó durante años, junto con la arcilla hicieron un gran hundimiento. Hay hundimientos diferenciales, que es lo que nos preocupa del Centro, que es lo que ha creado los problemas en la Catedral, en Palacio Nacional y los grandes edificios”.  Finalmente, el Ingeniero Slim manifestó que el proceso tuvo gran aceptación: “Hubo mucho apoyo de vecinos, habitantes, comerciantes y de toda la población. Tenemos un Centro Histórico extraordinario, de orgullo para todos, considerado Patrimonio de la Humanidad y que gracias al trabajo y a la unión que tuvimos hace 18 años, pudimos recuperar muchas cosas”.