El inicio de la obra estaba previsto para el 27 de mayo; Sheinbaum aseguró que ningún consorcio se ajustó al presupuesto.

293 No me gusta4

Tras analizar las propuestas de tres consorcios –dos internacionales y uno mexicano– el Órgano Regulador de Transporte de la Ciudad de México, declaró desierto el procedimiento de licitación para la construcción de la Línea Uno del Cablebús, cuyo inicio de la obra estaba previsto para el 27 de mayo, por no satisfacer las condiciones técnicas y económicas de la convocatoria.

Pável Sosa Martínez, coordinador general del proyecto, explicó en conferencia de prensa conjunta con Andrés Lajous, secretario de Movilidad capitalino, que como siguiente paso, se lanzará una invitación restringida a las empresas que cuentan con la capacidad y experiencia para realizar este tipo de obras y que llegaron hasta el final de licitación. Además, se evaluarán las opciones que tienen, que son: una licitación internacional, una restringida o una adjudicación directa, la cual, señaló, probablemente estará descartada.

Por separado, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum Pardo, argumentó que la decisión se tomó debido a que, en algunos casos, los precios propuestos por los consorcios “o eran muy altos o muy bajos”, por lo que con el nuevo proceso se revisarán todos los presupuestos. Finalmente, aclaró que prevé que el retraso en la construcción de la Línea Uno del Cablebús sea de alrededor de un mes, mientras que la licitación para la Línea 2 sea lanzada en junio.

Los tres consorcios que llegaron al final de la licitación son: Alfa Proveedores y Contratistas con Leitner; Doppelmayr Seilbahnen GmBH con Gami Ingeniería e Instalaciones; y Arquitectonic-K Inmobiliaria, Geotecnia Control de Calidad y Construcciones y Constructora Gaype.