El presupuesto para infraestructura ha pasado de 370.8 mil millones de pesos en 2008 a 539.9 mil millones de pesos en 2009, lo que significa que el gobierno sigue apostando por la infraestructura, sostuvo el presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Humberto Armenta González

259 No me gusta19

Por Notimex CIUDAD DE MÉXICO.- El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), Humberto Armenta González, destacó la necesidad de seguir promoviendo medidas que eviten el subejercicio presupuestal en infraestructura. Lo anterior, luego de reconocer que Ejecutivo mostró coherencia al aumentar la inversión presupuestaria para infraestructura en más de 45 por ciento en 2009 y mantener a ese rubro como una de las principales medidas de lucha contra la crisis económica. Precisó que el presupuesto para infraestructura ha pasado de 370.8 mil millones de pesos en 2008 a 539.9 mil millones de pesos en 2009, lo que significa, que el gobierno sigue apostando por la infraestructura. Sin embargo, recordó que todo presupuesto que no se ejerza por la falta de un proyecto ejecutivo o de permisos de cada una de las dependencias públicas, debe de reasignarse a proyectos que ya cuenten con esos requisitos previos, a fin de acelerar el desarrollo de la infraestructura y evitar barreras y trámites. En un comunicado, consideró positivo destinar al desarrollo de infraestructura básica relacionada con carreteras, salud y educación, todos aquellos recursos de los subejercicios presupuestales que se detecten en las diferentes dependencias públicas. El presidente de la CMIC opinó además que fue acertada la aprobación de las erogaciones plurianuales por más de cinco mil 200 millones de pesos para 10 proyectos en infraestructura carretera, hidráulica y turística en 2009. Asimismo destacó la aprobación de más de 17 mil 900 millones de pesos para los años posteriores, "lo que recoge otra de las propuestas impulsadas por la Cámara y que supone otro gran paso de simplificación normativa". Agregó que esa debería de ser "la línea de trabajo" del Ejecutivo no sólo con esos 10 proyectos, sino con todos los del Programa Nacional de Infraestructura. También indicó que es fundamental seguir dinamizando las medidas estructurales que impulsen la infraestructura y manifestó su satisfacción por los cambios a la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria para permitir la participación en las licitaciones de las empresas que desarrollen los estudios previos. "Se ha conseguido que se permita la adjudicación directa de este tipo de estudios para los proyectos cuando el costo de estos sea menor o igual al cinco por ciento de la inversión estimada. Necesitamos más jugadores que dinamicen el sector con posibilidad de participar". Por otra parte, propuso simplificar los requisitos para justificar las expropiaciones salvaguardando las garantías individuales, con el fin de acelerar la liberación de los derechos de vía en proyectos "de claro interés social". También pidió que en los trámites de "manifiesto ambiental" se favorezcan los mecanismos de compensación de daños; es decir, se acelere la aprobación de los estudios de impacto ambiental "sobre la base de establecer las responsabilidades de las empresas contratistas y el compromiso de compensar los daños de cada impacto causado al medio ambiente, con el fin de no detener la ejecución de los proyectos".