El IMT realizó la revisión del túnel, que va de Mixcoac a Tláhuac, y el 25 de mayo el gobierno obtendrá el reporte con los resultados para determinar qué tramo reiniciará funciones.

11 No me gusta0

Tras el accidente que ocurrió en la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro en la Ciudad de México (CDMX), el lunes 3 de mayo, las investigaciones para saber por qué falló la infraestructura iniciaron hace unos días, por parte de la compañía noruega DNV-GL, que realizará el peritaje.

La Secretaría de Gestión Integral de Riesgos y Protección Civil (SGIRPC) informó que se solicitaron 48 documentos sobre la Línea 12, como los planos del proyecto, dictámenes existentes y los estudios sobre afectaciones por los sismos del 19 de septiembre del  2017 y del 23 de junio del 2020.

Por su parte, el Instituto Mexicano del Transporte (IMT) realizó la revisión del túnel de la llamada Línea Dorada, que va de Mixcoac a Tláhuac, y los datos se analizarán durante el resto de esta semana y el 25 de mayo el gobierno obtendrá el reporte con los resultados.

La Secretaría de Obras y Servicios (Sobse) dio a conocer que la revisión incluye el sistema de vías, la estructura del túnel y las condiciones del suelo, y de ser favorables los resultados, el tramo reiniciaría operaciones de Mixcoac a Atlalilco, en el cruce con la Línea 8.

Aunque añadió que los dictámenes que tardarán más son los referentes a la seguridad de los tramos elevados de las líneas 4, 9 y B, que concluirán en septiembre, octubre, noviembre y diciembre, en donde las revisiones físicas llevan avances de entre 10 y 20 por ciento.

Recientemente, Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de gobierno de la CDMX, mencionó que el MIT y el Colegio de Ingenieros realizan un escaneo geomático y un estudio con microondas de alta frecuencia para revisar el estado de la estructura subterránea.

“Los resultados van a estar listos la próxima semana, y de no haber inconvenientes podrá aperturarse el tramo subterráneo de la Línea 12, de Atlalilco a Mixcoac”. Añadió que se realizan peritajes a fondo para conocer ‘la causa raíz’ del accidente que cobró 25 vidas, al momento.

 

 

Mientras que la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México inició 13 carpetas de investigación sobre el accidente, al 11 de mayo.  Las líneas de las indagatorias serán la de homicidio culposo, lesiones culposas y daño a la propiedad culposo.

Información de diferentes medios reportó que las carpetas de investigación se encuentran en diferentes alcaldías, porque los hospitales donde fueron ingresadas las personas que resultaron lesionadas en el accidente o que perdieron la vida, están en diferentes ubicaciones.

La fiscalía afirmó que en la investigación participan peritos, policías de investigación y expertos independientes especializados para realizar con transparencia los resultados de la pesquisa y las causas que generaron el desplome del Metro, en cinco semanas se presentarían las primeras resultas.

La jefa de gobierno de la CDMX señaló que el STCM  indemnizará a las familias de las personas que perdieron la vida en el accidente con 650,000 pesos y habrá un pago de gastos médicos a los lesionados y que ocupan una cama en hospitales privados.

“El Metro en su póliza tiene 350,000 pesos por deudo, se le solicitó al seguro, a partir de un proceso, que este monto es muy pequeño y hasta el momento se ha logrado que al menos sea de 650,000 pesos”, dijo la mandataria capitalina en una conferencia de prensa.

 

Antecedentes de daños, desde el 2014

Pese a que la pandemia provocó una baja en la afluencia de personas en el Metro, la Línea Dorada movilizó a 15,940,452 personas de enero a marzo del 2021, por eso el impacto que causó el accidente entre las estaciones Tezonco y Olivos.

Según el ‘Diagnóstico de la Línea 12’ que elaboró Systra en el 2014 y que no fue público, la línea mostraba un desgaste anormal del concreto y los durmientes estaban rotos y agrietados, y desde entonces no aseguraban su función principal, lo que representó un riesgo para la seguridad de las circulaciones.

Esto, a solo un año y diez meses de haber sido inaugurada la línea, en octubre del 2012, durante la administración capitalina de Marcelo Ebrard Causabón, actual titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, con un costo de total de 22,500 millones de pesos, inicialmente.

El documento, consultado por SinEmbargo, se basó en gran medida en la estación Olivos. Cabe mencionar que entre las anomalías también se encontró una degradación anormal como consecuencia de una mala calidad del concreto y piezas dañadas que indican errores provenientes desde su fabricación, entre otros aspectos.