El crédito puente de esta institución apoya al 7.4% del mercado.

2 No me gusta0

El sector inmobiliario es de los que más impulsan la infraestructura en México. Es un componente importante en su crecimiento económico. Ante ello, el financiamiento es clave para que desarrolladores y proyectos se lleven a cabo.

La industria inmobiliaria se desarrolla a la par de la densidad demográfica y que impacta de manera directa en el bienestar social, además que genera inversión regional, empleos y fortalece el mercado interno.

En este marco, Banco Inmobiliario Mexicano (BIM), BIM aporta al sector residencial del país y se ha posicionado en el sexto lugar en el mercado de la construcción; prueba de ello es que de enero del 2018 a julio del 2020 ha financiado al equivalente al 7% de las viviendas registradas en el Registro Único de Vivienda (RUV).

Además, al cierre de agosto, su cartera atiende a 353 desarrolladores Inmobiliarios con los que se financian 33 mil viviendas y en el mercado tiene una participación del 7.4% en crédito puente.

Uno de los grandes logros de la firma es que durante los meses del confinamiento, BIM firmó 94 nuevos créditos que equivalen a un monto de 2 mil 200 millones de pesos al cierre de este 2020, se espera firmar más de 6 mil millones de pesos en crédito y 5 mil 300 millones de pesos en captación.

BIM confía que durante 2021 se coloquen 7 mil 900 millones de pesos de crédito y 6 mil 179 millones de pesos en captación y llegar al 2022 con 9 mil 289 millones de pesos de crédito y 7 mil 83 millones de pesos en captación.

“La industria inmobiliaria es relevante para la economía mexicana porque utiliza insumos de distintos sectores, por ello, es importante seguir apoyando al sector a través del financiamiento, ya que es una forma de inyectar recursos a la economía y de dar trabajo a la gente que más lo necesita como lo son nuestros albañiles”, destacó don Víctor Manuel Requejo, presidente y Fundador de Banco Inmobiliario Mexicano (BIM).