Según Solili,  en la capital, ningún proyecto Clase A o B reportó inicio de construcción; se mantiene el millón de metros cuadrados en diversas etapas y que representan 9.4% del inventario.

7 No me gusta3

Reinventarse es la consigna para la mayoría de los inmuebles destinados a oficinas. En el caso de espacios corporativos se agudizó una situación que indicaba una sobreoferta en el mercado mexicano, específicamente en la CDMX.

Al mayo de 2021 la Inversión Extranjera Directa (IED) se contrajo 29% respecto al mismo periodo de 2020, cerrando en 11,864 millones de dólares, en tanto que el PIB logra una ligera recuperación del 0.8% sobre el mes anterior, en contraparte, se han incrementado las medidas para hacer avanzar a población.

Debido a los ajustes de personal y espacios, a abril 2021 la tasa de desocupación en México presenta una tendencia del ciclo de 4.6%, valor similar del mes precedente y 30 puntos base por debajo del valor registrado en 2020, esto apunta a que el empleo va recortando la brecha que alcanzó el punto más complicado durante el segundo trimestre del 2020.

Además, como segundo elemento, se prevé que con la prohibición de la subcontratación de personal, se dejará esta modalidad para labores no esenciales ni permanentes de las compañías.  

Ambas situaciones inciden en la reorganización interna de muchas compañías que validaron la necesidad de espacio físico.

Ante estos cambios, el mercado corporativo en México al cierre de mayo del 2021, se incrementó la demanda bruta que pasó de 5.8 mil metros cuadrados durante abril a 15.5 mil metros cuadrados en mayo, concentrando la capital el 64% de la demanda bruta mensual.

En la capital ningún proyecto Clase A o B reportó inicio de construcción, de manera que se mantiene el millón de metros cuadrados en diversas etapas de ejecución y que representan el 9.4% del inventario capitalino.

La desocupación sigue como tema constante, y en mayo, alcanzó cifras superiores a las de demanda e incluso a las que se habían reportado en abril. De acuerdo con las cifras de Solili, se desocuparon poco más de 57 mil metros cuadrados en Ciudad de México.

Para esta primera mitad del año ya algunas empresas habrán programado el retorno de un porcentaje del personal a sus nuevas oficinas, como el caso de Lóreal en el complejo Mítikah o el de Microsoft que reanudará parte de sus actividades reorganizadas en su sede de Montes Urales.

Adicionalmente, se han reconfigurado inmuebles para ponerlos a la venta con opción para cambiar uso de suelo, como la antigua sede de la Embajada Británica en Cuauhtémoc, que podría calificar para uso habitacional o aquellos que se modificaron para ser  hospitales o consultorios.