La alcaldía cuenta con potencial de reconversión industrial, de servicios, conectividad e industrial, pero hasta el momento no se sabe si continuarán los planes de desarrollo.

0 No me gusta0

La historia de Azcapotzalco se remonta al periodo posclásico en la etapa mesoamericana. Desde entonces, el glifo de Azcapotzalco, una hormiga sobre un montículo, aparece en documentos históricos como el Códice Xólotl, el Códice Mendocino, la Matrícula de Tributos y esculturas como la Piedra de Tizoc.

Aunque ha cambiado considerablemente y ahora presenta un rostro moderno en sus edificaciones, continúa atesorando su acervo tradicional. Por eso se conservan 8 zonas que se consideran originarias de allí, entre los que se cuentan Coltongo, El Recreo y San Pedro Xalpa.

Desde el siglo XX, se detonó como una zona industrial donde residían muchos obreros. Sin embargo, desde los años 80 las fábricas fueron abandonadas y muchas de sus instalaciones cerraron. Actualmente Azcapotzalco ha pasado de ser un lugar lejano y abandonado para convertirse en un lugar perfecto para vivir, por su mezcla de tradición y modernidad. 

Códice mendocino. Sus asentamientos datan de la época prehispánica.

Ya desde 2020, la alcaldía había iniciado un programa para la modernización de espacios en una de las zonas que durante décadas tuvo un desarrollo eminentemente industrial y que actualmente está en desuso.

A través de una consulta pública sobre proyecto de Programa Parcial de Desarrollo Urbano (PPDU) de Vallejo, que culminó en septiembre de 2020, se echó a andar un proyecto que se pondrá a disposición de la ciudadanía, un modelo de desarrollo urbano, de vivienda y servicios.

“El proyecto de Programa Parcial de Desarrollo Urbano Vallejo 2020 2050, se trata de una propuesta de regeneración urbano industrial que integra usos de suelo industriales, de servicios, comerciales y de vivienda, para la realización de infraestructura educativa, cultural, espacios públicos en un entorno seguro accesible y habitable”, especificaba el documento.

Desde 2019, Claudia Sheinbaum había anunciado una inversión de 300 millones de pesos para la construcción de una planta de reciclamiento y transferencia de residuos sólidos con una capacidad de 1,200 toneladas.

La funcionaria había señalado que en la actualidad existe un centro de reciclaje en una zona residencial que será trasladado a Vallejo, a fin de aprovechar los desechos que se generan en la alcaldía y en otras cercanas.

Sin embargo, hasta el momento no se sabe en qué terminará el proyecto “Vallejo-i: industria & Innovación” para un eventual relanzamiento de la zona y convertirla en el clúster de innovación industrial más importante de la región norte de la Ciudad de México, debido a que las autoridades cambiarán en los próximos meses.

Desde los años 50 la zona tuvo vocación industrial. Crédito: Armando Salas Portugal. 

Ventajas inmobiliarias

Por otro lado, cabe mencionar que la alcaldía es colindante de zonas importantes como Polanco, Tacuba, Santa María la Ribera vivir en Azcapotzalco permite que sus habitantes se encuentren cerca y bien conectados del centro de CDMX. Según datos del Sistema Nacional de Información e Indicadores de Vivienda (SNIIV), la demarcación ha registrado una variación porcentual de 41% en el registro de vivienda vertical de 2019 al 2021.

Comprar un departamento en la tradicional, pero moderna alcaldía es un potencial de inversión, ya  que cuenta con líneas del Sistema de Transporte Colectivo Metro, del Metrobús, distintas rutas de Metrobús ya que se puede llegar a la colonia Del Valle Sur y tras un viaje en Metro, en media hora estar en la estación Camarones a unas cuadras del centro delegacional.

En cuanto a conectividad en automóvil, Azcapotzalco también la tiene, cercana al Circuito Interior, a la Autopista Naucalpan-Ecatepec, cuenta con ejes y avenidas que permiten circular de manera sencilla a través de todo su territorio.

Hoy en día Azcapotzalco es una zona urbanizada por completo y cuenta con excelentes servicios básicos, luz, agua, telefonía, sistema de drenaje, gas entre otros. Cuenta con grandes centros comerciales y lugares de entretenimiento que se irán reactivando tras la pandemia por covid-19, como la Arena Ciudad de México, el Foro Cultural Azcapotzalco, el parque Bicentenario entre otros, en donde hacer inversión inmobiliaria traerá beneficios a mediano plazo.

“Los desarrollos en esa zona cuentan con una ubicación privilegiada dentro de la CDMX, que forman parte de una nueva era en la zona donde vale la pena invertir”, finalizó Daniel Narváez, Marketing VP de Lamudi.