|  

Una encuesta de la inmobiliaria RentCafe señaló que en 2021 alrededor de 20,100 apartamentos en Norteamérica se construyeron con propiedades convertidas, dato prácticamente 100% mayor al año anterior.

1 No me gusta0

En Estados Unidos se vive el fenómeno que se avizoraba desde la crisis por el Covid-19. Las llamadas conversiones inmobiliarias ya se abren camino para los centros históricos de las ciudades americanas, que ya no ven el mismo panorama desde el éxodo de trabajadores de oficina por la pandemia hace dos años, y que dejó a los propietarios y comercios locales en aprietos.

Las conversiones inmobiliarias (migrar de un segmento corporativo a ser un departamento) también alivian la escasez de viviendas, particularmente en ciudades como Washington, donde las rentas notoriamente altas son características.

"Desde la perspectiva general, solo necesitamos mayor oferta. Al tener más oferta, tanto el crecimiento del precio de la vivienda como los alquileres disminuirán", dijo al respecto Lawrence Yun, economista jefe de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR).

Cerca de la Casa Blanca

Otro ejemplo notable es que a pocas cuadras de la Casa Blanca, un modesto edificio que una vez fueron oficinas del Departamento de Justicia de Estados Unidos, ahora será hogar para de cientos de personas, como parte de diversos proyectos de "reutilización adaptativa" que fueron tendencia en el mercado inmobiliario de Estados Unidos en 2021, cuando los promotores compraron hoteles y oficinas que luchaban por liquidez para posteriormente convertirlos en edificios de apartamentos.

"El mercado dijo que hay mayor valor para una conversión que para continuar como oficinas", dice por su parte Michael Abrams, director de Foulger-Pratt, firma inmobiliaria que trabaja en remodelar el edificio de 14 pisos de la New York Avenue para hacer 255 apartamentos.

Dejar las pérdidas

Una encuesta la inmobiliaria RentCafe señaló que en 2021 alrededor de 20,100 apartamentos en EU se construyeron con propiedades convertidas, dato fue prácticamente 100% del año anterior. "La lenta recuperación de las oficinas solo hará que sea mucho más costoso mantener edificios de oficinas vacíos", agregó Abrams.

Otro dato que refuerza la tendencia es que por la pandemia, el precio medio de las viviendas existentes aumentó 15.8 % en 2021 y en diciembre, la oferta alcanzó un mínimo histórico, según datos de la NAR.

Estados Unidos ya reconoce que tiene un exceso de oficinas. Y muchas son de la década de 1980, por lo que son antiguas para ser atractivas para las empresas, explicó Tracy Hadden Loh, de Brookings Metro. “Sus diseños están enfocados en espacios para archivadores (…) realmente están obsoletos".

Uno de los recientes proyectos promisorios de Rose Associates es la transformación de una oficina en NY que alguna vez usó AT&T para hacerlo apartamentos, que además, contarán con espacios colaborativos ante la probabilidad de que muchos inquilinos sigan trabajando desde casa, previó Marc Ehrlich, director de inversiones de esa firma.

En Washington, los desarrolladores inmobiliarios literalmente se están abalanzando sobre propiedades del anterior y principal empleador de la región, el Gobierno Federal.

Ejemplo de ello es The Wray, un edificio de oficinas que usó el Departamento de Estado, ahora totalmente renovado para albergar apartamentos, que solo mantiene los mosaicos originales y el directorio de oficinas.

Por otro lado, los proyectos adaptativa tienden a demandar alquileres altos, pues a menudo requieren renovaciones costosas por la construcción de nuevos baños individuales donde alguna vez fueron comunales.

 

 

Con información de France Press.