|  

Insurgentes, Periférico Sur y Santa Fe son los tres corredores que más han sufrido las desocupaciones de edificios de oficinas.

5 No me gusta0

El mercado de oficinas de la Ciudad de México sigue sin mostrar signos de recuperación. El inventario del mercado corporativo clase A se acerca a la marca de los 8 millones de m2 de área neta rentable de oficinas, representando el vigésimo aumento trimestral consecutivo, y que sería superada para finales de 2022.

Esta incorporación de espacio de oficinas al mercado, junto con la aún baja ocupación del mismo, de 71 mil 056 m2 durante el primer trimestre del 2022 (1T22), provocó la interrupción ascendente de la absorción neta y que cayera una vez más hasta los -72 mil 502 m2.

 

 

El reporte del mercado de oficinas de la CDMX del trimestre de referencia, de Newmark, señala que Insurgentes, Periférico Sur y Santa Fe fueron los tres corredores que experimentan las mayores desocupaciones y el ingreso de edificios al inventario ocupante.

La tasa de disponibilidad se ha vuelto a incrementar durante el trimestre, alcanzando un punto máximo al cerrar en 24.5%, lo cual significa que hay 1.9 millones de m2 de espacio de oficinas clase A listos para ocuparse, señaló Mauricio Mondragón, analista de la división de Investigación de mercados de la firma.

 

Con el fin de las restricciones, las consecuencias que dejó la pandemia en el mercado corporativo más grande de América Latina serán más notorias.

 

“Con el aparente fin de las restricciones rígidas de vida derivadas de la pandemia, comenzaremos a ver las consecuencias permanentes que el confinamiento deja en este mercado, ya que las desocupaciones vuelven a incrementarse, a pesar de que durante los trimestres anteriores presentaban una tendencia a la baja”.

El aumento en las desocupaciones tuvo lugar en todos los corredores, aunque Lomas Altas, Lomas Palmas y Norte, mantuvieron mejores números. En las cifras de desocupaciones y absorciones netas están incluidos los nuevos metros cuadrados desocupados que se incorporaron al inventario durante el periodo.

 

 

De acuerdo con Newmark, Insurgentes se ha posicionado como uno de los corredores de oficinas más modernos de toda la ciudad, y las inversiones en desarrollos inmobiliarios mostraron un aumento notable a partir del proyecto del Metrobús y el bando 2.

Desde el 2015, el inventario de oficinas clase A de este submercado se ha incrementado un 6.5% anual, de tal modo que el área neta rentable existente actual es un 115% superior, al pasar de 552 mil m2 a 1.8 m2 en siete años, para convertirse en el aumento de inventario más acelerado que se ha tenido en la CDMX.

Sin embargo, si la economía y las empresas de servicios no crecen a un ritmo similar que los inventarios de oficinas de la capital del país, habrá incrementos constantes en las tasas de disponibilidad, como ocurre con este corredor, se indicó en el reporte.