|  

El mercado inmobiliario de oficinas fue el más castigado en la pandemia y desde entonces le ha costado mucho trabajo salir del bache. Sin embargo, diversos indicadores muestran una importante recuperación.

6 No me gusta0

Existen diversos indicadores alentadores sobre la dinámica que está cobrando el mercado corporativo en la Ciudad de México, como la absorción que ha sorprendido su repunte, la tasa de disponibilidad que se ha ajustado varios puntos y los precios de renta que han repuntado.

A pesar de que todavía no se regresa a las condiciones de salud y fortaleza general que tenía el mercado inmobiliario corporativo previo a la pandemia, hoy se observa un mercado mucho más activo y con mejores números en su balance.

 

De acuerdo con la plataforma Datoz, la absorción en el primer trimestre de 2024 se incrementó casi al doble respecto al primer trimestre de 2023. Se tuvo un inicio atípico con más de 116 mil metros cuadrados de absorción, pero no se anticipa que se mantenga así en todo el año, porque se dieron pocos cierres (transacciones) pero muy grandes.

 

Pablo Quezada, director general de Datoz destacó en conferencia de prensa el cierre de empresas de logística, tecnología, call centers y algunos de manufactura.

Trimestre a trimestre, prosiguió, se observa una recuperación paulatina, pero ahora ya se observa una franca recuperación post pandemia. Para todo el año 2024 se prevé una absorción continua, sobre todo en los corredores Polanco, Reforma e Insurgentes, donde más demanda se ha observado.

 

 

 

Se recuperan los precios

Los precios por metro cuadrado en renta no variaron mucho en relación a diciembre; a pesar del crecimiento de la absorción, se observa una estrategia de los desarrolladores en mantener precios competitivos con importantes inclusiones en los contratos para atraer a los clientes.

 

Información de Datoz muestra que, en el primer trimestre de 2021, el precio promedio de renta se ubicó ligeramente debajo de los 24 dólares por metro cuadrado, pero rápidamente se desplomó a niveles de 22 dólares al cierre del cuarto trimestre de ese mismo año. Sin embargo, desde entonces, trimestre a trimestre se inició un repunte hasta cerca de 24.31 dólares metro cuadrado al cierre de marzo de 2024.

 

Aunque se sigue teniendo un elevado porcentaje de espacio disponible, los precios de renta no se mantienen castigados. En opinión de Pablo Quezada, esta tendencia se explica por el tipo de producto que está disponible en el mercado de la Ciudad de México; en la mezcla de producto disponible sobresalen edificios categoría plus, que son los mejores equipados, y por lo tanto ofrecen espacios premium; por ello la estabilidad de los precios ya anotada de corto plazo.

 

 

La tasa de disponibilidad del mercado inmobiliario de oficinas en la Ciudad de México ronda el 21% al cierre del primer trimestre de 2024, por debajo del 24% que alcanzó en el segundo trimestre de 2022, lo que indica cierta recuperación del mercado.

 

Datoz informó que hay 2.5 millones de metros cuadrados disponibles en la Ciudad de México al cierre de marzo, los cuales han bajado por la absorción y por el hecho de no haber nuevos proyectos.

Con respecto a los edificios en construcción, se mantienen casi igual a trimestres anteriores. Los inicios de construcción no se incrementaron debido a la prioridad de ocupar lo ya construido por parte de las principales desarrolladoras.

 

 

En general, “vemos un buen año para el sector oficinas en 2024, con números positivos en algunos renglones respecto a la pandemia”, se concluyó.