Las tiendas minoristas de venta Urban Outfitters, Staples, Dick's y el propietario de Men's Wearhouse y Jos. A. Bank, Tailored Brands, reportaron en Estados Unidos resultados trimestrales negativos la semana pasada, aunados a que el vendedor de prendas de vestir para mujer, J. Jill, salió a Bolsa la semana pasada y encontró pocos compradores interesados. La acción cayó por debajo de su rango esperado, en tanto que el minorista de bolsos Vera Bradley también decepcionó a Wall Street.

102 No me gusta15

La historia se repitió para cadenas como Macy's, JCPenney, Barnes & Noble, el propietario de Victoria's Secret L Brands, y Target, debido a que Estados Unidos cuenta con demasiadas tiendas, en un momento en que los consumidores realizan cada vez más compras en línea que en los centros comerciales de manera física. Un CEO minorista incluso, comparó el estado actual de la venta minorista con la burbuja inmobiliaria de los años 2000.

Movimientos en el sector

Los compradores están más dispuestos a hacer clic y ordenar el producto a diferencia de visitar tiendas físicas. Por lo pronto, Amazon se presenta como el mayor beneficiario de esta tendencia y prueba de ello es que sus acciones han subido 15% este año y se cotizan a máximos históricos al llegar a un precio de 410,000 millones de dólares, el doble del valor de mercado de Walmart, por lo que muchos minoristas podrían verse obligados a cerrar más tiendas y a reforzar sus sitios de comercio en línea y aplicaciones móviles.

Por ejemplo, el líder de Urban Outfitters hizo recientemente una evaluación alarmante de la situación minorista. Durante una conferencia telefónica con analistas, su presidente ejecutivo, Richard Hayne, comparó el estado de la venta minorista con la saturación de vivienda de la década pasada que provocó su recesión.

“Nuestra industria, de manera similar a la industria de la vivienda, vio demasiada capacidad de pietaje cuadrado agregado en los años noventa y principios de los años 2000 (…) miles de nuevas puertas se abrieron y las rentas se dispararon, lo que creó una burbuja y, al igual que la vivienda, esa burbuja ha estallado. Estamos viendo los resultados: puertas que se cierran y rentas que retroceden. Esta tendencia continuará en el futuro previsible e incluso podría acelerarse”, destacó.

Por su parte, Staples anunció cierres de tiendas y se unió a una lista de grandes minoristas en la misma situación como Macy's, JCPenney, Abercrombie & Fitch, Sears y su filial Kmart.

El minorista de electrónica hhgregg también prevé cerrar tiendas después de declararse en bancarrota. Wet Seal, American Apparel, Sports Authority y The Limited están cerrando tiendas después de las solicitudes de quiebra.

En contraparte, empresas como Best Buy y Costco prevén que las acciones este año subirán, a pesar de la creciente competencia de Amazon y Walmart, mientras que Home Depot y Lowe's están soportando bien la oleada.

El dominio de Amazon está claramente cobrando su cuota sobre los eslabones más débiles de la industria minorista. Moody's dijo en un informe reciente que tiendas como Sears, J. Crew, Payless y Gymboree estaban entre los 19 minoristas que están en problemas financieros.