El mercado de retail presenta una gran revolución, porque en tanto los empresarios minoristas tradicionales llevan varios años observando un fuerte retroceso de sus márgenes de ganancia, incluso algunos en situación crítica, incluso otros segmentos reportan cierres de establecimientos, los gigantes del comercio electrónico están al alza.

26 No me gusta1

Sin embargo, ejecutivos que asistieron al simposio “REIT” que se realizó en la Universidad de Nueva York afirmaron que debían descartarse cierres de empresas. En particular, consideran que los centros comerciales no cerrarán, sino seguirán un cambio natural.

Entre lo más destacado de las ponencias están los señalamientos de que las propiedades minoristas son de muchas variedades, y no deben categorizarse de la misma manera. Por ejemplo, dijeron que los centros comerciales no son iguales a los centros de compras a cielo abierto y, más importante aún, los centros comerciales de clase “A”, son diferentes a las clases “B” y “C”. Según el consenso, los malls de alta calidad tendrán un desempeño superior.

“Si tienes el mejor inmueble, prosperarás”, dijo Sandeep Mathrani, CEO de los centros comerciales GGP Inc, quién mencionó además que a los minoristas ya no les importa si están operando en un centro de compras a cielo abierto o en un centro comercial, ya que la calidad es lo relevante.

Y citó en abono a lo anterior que de los 7,500 millones de pies cuadrados (697 millones de metros cuadrados) de inmuebles minoristas en Estados Unidos, 1,200 millones están actualmente ocupados por tiendas consideradas de alta calidad, sostuvo.

Cuando se habla de centros comerciales, la “alta calidad” se evoca a marcas lujosas de vestido. Pero la definición está cambiando conforme el comercio electrónico suma creatividad. Una visita al centro comercial ya no significa comprar un bolso de diseñador renombrado. Actualmente al hablar de ir al supermercado, se piensa además en el consultorio médico o un restaurante de primer nivel, por lo que algunos REIT recurren a espacio de oficinas o departamentos para diversificarse.

Por ejemplo, un centro comercial en Dubai puede ofrecer los servicios de un acuario y una pista de hielo de dimensiones olímpicas, mientras que otro cuenta con una pista de esquí, pero no es suficiente.

Las tiendas de ropa, que solían abarcar cerca de 70% del centro comercial promedio, ahora representan 50%, agregó, en tanto que los locales de comida cubren aproximadamente 15%, comparado con el 6% anterior registrado. “La comida es la nueva moda, y la aptitud física es la nueva comida”, dijo por su parte Kenneth Bernstein, CEO de Acadia Realty Trust.

Asimismo, los compradores ahora no están tan dispuestos a viajar hasta tan lejos, por lo que la ubicación y la conveniencia también son importantes. “Los centros comerciales anticuados seguirán existiendo, siempre que estén en la ubicación adecuada”, dijo Mathrani, finalmente.