El e-commerce o comercio electrónico está creciendo con cifras de dos dígitos a nivel mundial. Cada día son más las empresas que basan su modelo de crecimiento y expansión en esta vertiente sencilla para incursionar y en el que prácticamente cualquier persona puede comprar y vender productos y/o servicios desde prácticamente cualquier parte del mundo.

0 No me gusta0

El e-commerce o comercio electrónico está creciendo con cifras de dos dígitos a nivel mundial. Cada día son más las empresas que basan su modelo de crecimiento y expansión en esta vertiente sencilla para incursionar y en el que prácticamente cualquier persona puede comprar y vender productos y/o servicios desde prácticamente cualquier parte del mundo.

Actualmente, el segmento ha crecido de manera acumulada entre 2009 y 2017 a un ritmo de 48% por año en promedio; actualmente el segmento e-commerce cuenta con más de 600 tiendas virtuales en el país, según datos de la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO).

Por su parte, el estudio “Comercio Electrónico 2017” elaborado por la Asociación de Internet MX, apunta que este sector facturó más de 350,000 millones de pesos (mdp) en ventas durante 2016, con lo que, proyectado a finales de 2018, tendría que superar, por lo menos los 500,000 mdp en ventas.

Con estos datos, el canal digital se establece como imprescindible para muchas empresas, que por su actividad económica representa una oportunidad de crecer a nivel nacional y en muchos casos, a nivel internacional.

De acuerdo a la AMVO, las compras online representaron para el sector de ropa y accesorios el 59%, mientras que en 2016 fue de 53%.