El elevado tránsito automovilístico en centros comerciales significaría ingresos para la empresas, pues va ligado al desempeño de las ventas de los inquilinos. 

216 No me gusta16

El 23 de abril pasado, los senadores de Morena, Ricardo Monreal y Cruz Pérez Cuéllar, presentaron una iniciativa para eliminar el cobro de estacionamientos en los centros comerciales; bajo el argumento de que “se busca dar respuesta a una demanda ciudadana que evitará que se siga 'abusando' en el cobro por la utilización de un estacionamiento, ya que representa un gasto significativo para millones de mexicanos que requieren de este servicio”.

Sin embargo, pese a que esta medida puede ser bien recibida por los conductores, no resuelve los graves problemas de movilidad y de sobreocupación de autos que existen en las ciudades de México. Justamente, el cobro fue en respuesta a un incremento en la demanda de más lugares para dejar autos, algo con lo que inicia, paradójicamente, la iniciativa Monreal-Pérez. No obstante, la medida afectaría los flujos de efectivo de tres firmas especializadas en la operación de estos lugares, como Fibra Danhos, Fibra Shop, y Gicsa; las cuáles, tienen ingresos de entre el 4, 7 y 7.3%, en este rubro.

De las tres anteriores, Danhos presentaría mayores pérdidas, pues los ingresos por estacionamiento significaron al menos 100 millones de pesos al primer trimestre de 2019 (1T19): lo que es 7.3% de su facturación, que contempla 20 malls y 25 mil 144 cajones para auto en la CDMX y Puebla.

En contraparte, expertos consideran que esta iniciativa beneficiará al público y de manera colateral a las empresas, ya que motiva la visita a estos centros, lo que incrementará el aforo de visitas. “De largo plazo, esta medida (…) va a beneficiar a todos porque va a generar más flujo en los centros comerciales. Si antes tenías carro y pensabas en ir (al mall) por el cobro del estacionamiento, ahora va a ser diferente”, argumentó José Carlos Alemán, director general de la consultora inmobiliaria SiiLA México.

Por su parte, Valentín III Mendoza, analista de Banorte destacó que un tráfico en los sitios podría compensar a las empresas en ingresos, ya que va ligado al desempeño de las ventas de los inquilinos.