El mercado inmobiliario mexicano en general ha respondido positivamente ante los resultados de las elecciones presidenciales de julio de 2018, tanto en el segmento clase A de oficinas como en el industrial.

De acuerdo con el portal especializado Solili, otros factores que se conjugan y que determinarán el comportamiento de este trimestre y los venideros será la descentralización de actividades gubernamentales, propuesta por el presidente electo, y el impacto del acuerdo comercial entre México, estados Unidos y Canadá.

El buen desempeño se observó en diferentes variables como en la absorción observada por la demanda, el crecimiento de su inventario, la construcción de nuevos espacios.

Como resultado de la permanencia de inversión en el sector, la actividad de construcción en el segmento industrial totalizó en 926,000 m², mientras que en oficinas casi duplican la cifra del sector industrial, alcanzando un total de 1.9 millones de m², a nivel nacional. Ciudad de México mantiene el liderazgo en construcción con 76% de la oferta de oficinas y 43% en el segmento industrial.

En este contexto, el inventario de oficinas durante el 3T18 en la Ciudad de México reportó un incremento del 2.3% con respecto al trimestre anterior, totalizando en 6.4 millones de m². En el mercado de Monterrey destaca el incremento del 3.5% en su inventario, llegando a 977,000 m² en esa ciudad. Completan esta cifra Guadalajara y Tijuana con un crecimiento del 7% y 3%, respectivamente.

 

La actividad inmobiliaria industrial presentó un repunte en sus inventarios del 2.3% a nivel nacional. El mercado de Monterrey fue quien reportó el mayor incremento con 174,000 m². El sostenido crecimiento que ha tenido el segmento inmobiliario industrial los últimos trimestres es un indicativo de confianza por parte de los desarrolladores en este sector.