La Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados consideró que la advertencia del gobierno estadunidense para que sus ciudadanos no visiten México pretende fortalecer la economía interna de esa nación, lo cual reduciría el número de paseantes a territorio nacional.
155 No me gusta30
Por Notimex CUIDAD DE MÉXICO.- La Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados consideró que la advertencia del gobierno estadunidense para que sus ciudadanos no visiten México pretende fortalecer la economía interna de esa nación, lo cual reduciría el número de paseantes a territorio nacional. El secretario de dicha instancia legislativa, Francisco Dávila García, urgió a instrumentar una campaña de difusión en la Unión Americana sobre los destinos turísticos que son absolutamente seguros. "Se deben buscar esquemas de comunicación para fortalecer el turismo nacional y diversificar la oferta con nuevos destinos, así como atraer paseantes de Europa, Asia y América Latina", planteó en entrevista el legislador del Partido Acción Nacional (PAN). A su vez, el presidente de la comisión referida, Octavio Martínez Vargas, advirtió que los avisos de esa índole podrían afectar la actividad turística mexicana, pues siete de cada 10 visitantes extranjeros son de Estados Unidos. Dichos mensajes forman parte de una estrategia para que los ciudadanos de ese país gasten su dinero en aquella nación, a fin de enfrentar la crisis económica, opinó el diputado del Partido de la Revolución Democrática (PRD). "Lo que busca Estado Unidos es que sus ciudadanos puedan visitar y gastar en su país. Creo que es un error y no favorece la buena relación con México", añadió en rueda de prensa en San Lázaro. El perredista confió en que el gobierno federal se pronuncie al respecto, pues tiene la responsabilidad de establecer un diálogo con el país vecino y le solicite que corrija dicho llamado. Martínez Vargas aseguró que los esfuerzos del gobierno mexicano se han encaminado a evitar el ingreso de drogas, a Estados Unidos "pero poco se ha dicho de ese país para efecto de combatir al crimen organizado". Subrayó que las advertencias también podrían perjudicar el flujo de visitantes de otras regiones del mundo, como los países de Europa, lo cual derivaría en una desaceleración de la actividad turística en México.