El ayuntamiento de la ciudad anunció la reconversión de una de las principales arterias de Madrid en una vía de doble sentido de circulación con carril bici, vegetación y más espacio para los transeúntes. El proyecto se encuentra en proceso de redacción actualmente y buscará potenciar las relaciones entre las personas, facilitando los desplazamientos en bicicleta que contribuyan a mejorar las condiciones de vida de la ciudad.

302 No me gusta26

El proyecto consiste en ampliar las aceras, ganando espacio para los peatones en detrimento de carriles para coches. Las aceras ganarán vegetación para humanizar la avenida y mejorar la calidad del aire de zona, y crear un sistema de movilidad integral que incluya carril-bus, vehículos rodados y bicicletas.

Las obras iniciarán en 2018 y durarán alrededor de ocho meses. La medida complementará la remodelación de las seis plazas del entorno de Gran Vía sacada a concurso a través del Ministro de Fomento.