José Luis Rodríguez Zapatero afirmó que estas acciones de carácter social se aprobarán el próximo viernes en el Consejo de Ministros para su inmediata entrada en vigor
141 No me gusta16
Por Notimex MADRID.- El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció hoy aquí un nuevo paquete de medidas de ayuda para familias con dificultades para pagar sus hipotecas, así como para reactivar el empleo. En rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa, el mandatario afirmó que estas acciones de carácter social se aprobarán el próximo viernes en el Consejo de Ministros para su inmediata entrada en vigor, y pidió el apoyo de sindicatos y empresarios. Explicó que pedirá comparecer ante el Congreso de los Diputados para explicar la evolución del sistema financiero y explicar las nuevas medidas. Rodríguez Zapatero informó que se concederá una moratoria "temporal y parcial" del 1 de enero de 2009 al 31 de diciembre de 2010 para el pago del 50 por ciento de las hipotecas, para permitir a los titulares recuperar su capacidad económica. La medida va dirigida a trabajadores por cuenta ajena, trabajadores autónomos con cargas familiares y en desempleo, con derecho a prestaciones, así como a una parte de los pensionistas, y podría beneficiar a unas 500 mil personas. Asimismo, se amplía el plazo de cierre de operación para los trabajadores que están inscritos en el programa ahorro-vivienda y que debían cumplir su compra total de 2008 a 2010, con fecha de vencimiento al 31 de diciembre de 2010 y que beneficiará a unos 180 mil jóvenes. También se modifica en este mismo periodo la deducción de impuestos por la venta de una primera vivienda para pasar a una segunda cuando las rentas sean inferiores a 33 mil euros. En cuanto a las medidas para favorecer el empleo, el mandatario anunció que establecerán bonificaciones de mil 500 euros al año para las empresas que contraten a desempleados con responsabilidades familiares. Además, se amplía de 40 al 60 por ciento la capitalización al subsidio del desempleo para favorecer el autoempleo y que muchos trabajadores en paro pasen a ser autónomos. Además, se respaldará la actividad de las empresas de recolocación para dar agilidad a los expedientes de los desempleados, además de que se refuerza el programa de talleres y capacitación. Rodríguez Zapatero precisó que con las medidas laborales se espera una contratación próxima de unas 30 mil personas. El presidente español expuso que se trata de medidas sociales para los trabajadores y las familias afectadas por la crisis económica, y afirmó que su alcance pone de manifiesto que para el gobierno el primer objetivo es el apoyo y la atención a esas personas.