|  

Los contratos de compraventa de vivienda descendieron en abril luego de tres meses de aumento.

Los precios cayeron en marzo a un ritmo 2.6 por ciento interanual, una mejora en comparación con el retroceso de 3.5 por ciento del mes anterior.

Las perspectivas del mercado inmobiliario brasileño son negativas tras el retroceso en las ventas de vivienda en Sao Paulo de 21 por ciento presentada en 2011 con respecto a 2009.

El precio promedio de una vivienda nueva se incrementó 0.7 por ciento a 235 mil 700 dólares con respecto a marzo.

Es el primer proyecto de su tipo financiado por el BID en la región.