Autoridades del país impulsan el programa ‘Phuket Sandbox’, que generaría alrededor de 11,400 millones de baht.

1 No me gusta0

A fin de reactivar el turismo en playas de Tailandia, las autoridades del país impulsan el ‘Phuket Sandbox’ (el arenero de Phuket), un programa piloto que atraería a unos 129,000 turistas foráneos y generaría alrededor de 11,400 millones de baht o 7,319 millones de pesos en el periodo julio-octubre de este año.

Por lo que los turistas y viajeros vacunados contra el Covid-19 podrán visitar a partir del 1 de julio la paradisíaca isla de Phuket, sin tener que pasar la cuarentena obligatoria. Cabe mencionar que otra playa, Patong, era famosa por albergar antes de la pandemia un desenfrenado ocio nocturno.

“Phuket es la zona del país que recibió el golpe más fuerte por la pandemia por su gran dependencia de las llegadas desde el extranjero”, aseguró Markland Blaiklock, subdirector ejecutivo de Centara Resort, una de las cadenas hoteleras más grandes de Tailandia.

La isla de Phuket, también conocida como ‘la perla de Andamán’, albergará esta iniciativa que, en caso de ser  éxitosa, se extenderá a otras islas, como Tao, Samui y Phangan, antes de hacerlo por todo el país a partir de octubre, según datos de EFE.

Según el plan, los visitantes deben proceder de países con índices de infección moderados o bajos y haber recibido las dosis completas de la vacuna contra el covid al menos dos semanas antes del viaje, además de mostrar un test con resultado negativo reciente antes de embarcar.

Durante su estancia, los viajeros tendrán libertad de movimiento a lo largo de la isla, pero solo viajarán al resto del país una vez que transcurran 14 días y superen tres pruebas para detectar el virus, a la llegada, el sexto día y el decimotercero.

Uno de los requisitos impuestos por el gobierno para dar luz verde al programa es que en la isla sea vacunada al menos el 70% de la población con una dosis, objetivo que se espera alcanzar a final de este mes, no obstante que contrasta con los bajos números de la campaña de vacunación nacional reportados por varios medios.

Es necesario recordar que el sector turismo es uno de los motores claves de la economía tailandesa, responsable de alrededor del 20% del Producto Interno Bruto (PIB) y el que sufrió la mayor pérdida debido a la pandemia. En el 2020, las llegadas se desplomaron un 85  por ciento.

Así, de los 39.9 millones de turistas que arribaron en el 2019, en el 2020 apenas llegaron 6.7 millones antes del cierre de las fronteras y apenas 28,700 entraron al país entre enero y abril de este año. Antes de la pandemia, los viajeros procedentes de China suponían casi un tercio de todas las llegadas a Tailandia.