Con una inversión estimada en 75 millones de dólares para su primera etapa, se desarrollará el proyecto Destino Turístico Chichén Itzá. Su objetivo es complementar la zona arqueológica con servicios de calidad mundial, que lo conviertan en un destino para vivir la cultura Maya.

El turista de negocios conserva un perfil impulsado por el uso de la tecnología, interés en lo cultural y una mentalidad de “trabajar de manera inteligente, y no intensa”.

Malinalco, en su zona arqueológica en el Cerro de los Ídolos es un sitio ceremonial que era el lugar de iniciación de los antiguos Guerreros Águilas y Jaguares.

La Secretaría de Turismo (Sectur) reveló que Querétaro podría terminar el año con una derrama turística de entre 7 mil 500 y 8 mil millones de pesos (mdp), añadiendo que, si bien la recuperación en la industria va en aumento, sigue lejos de alcanzar niveles prepandemia.

Con este distintivo, el OMT reconoce el compromiso de los pueblos con la conservación del patrimonio cultural y el desarrollo sostenible.