Deje de pensar en drogas piense en inversiones

Después de más de 20 años de crisis recurrentes, hay lecciones que deben de aprenderse. Gracias a una economía más fuerte que nunca, las instituciones financieras han abierto de nueva cuenta la llave para el flujo masivo del crédito, entre ellos el hipotecario. Aprenda autilizar estos instrumentos y escoja el que esté hecho a su medida; es hora de acceder al que los mexicanos califican como el bien más preciado: su casa.

219 No me gusta9


Lomas de Acutzingo


Oscar Regalado, Dir. de Banca y Productos Hipotecarios Banamex

Meterse en drogas... Para muchos luce como una mala comparación, y no es que realmente lo sea, sino que la circunstancia suele venir acompañada de algo de escozor. Y como no iba a serlo; por años contraer un crédito fue toda una pesadilla, que por no haber remediado a tiempo, los hizo esclavos de sus malas decisiones hasta sentirse en la asfixia económica.

Los especialistas dicen que en materia de finanzas personales, los mexicanos tenemos mucho que aprender, aunque también aclaran que después de la crisis de 1995, muchas lecciones se asimilaron y hoy se genera una nueva cultura del crédito. El reto en todo caso consiste en que por cuenta propia se percate de que lo que huela a crédito no es necesariamente malo; al contrario, el crédito es un maravilloso instrumento que de utilizarlo apropiadamente, le ayudará a crecer a todo lo largo de su vida productiva e incluso más allá afrontando, situaciones que sin su existencia serían prácticamente imposible resolver.

Para que lo visualice con mayor profundidad, un panel de expertos convocados por Real Estate Market & Lifestyle le dicen con lujo de detalle por qué no le debe de temer al crédito y cuáles son los principales aspectos a tomar en cuenta antes de contratarlo. Veamos de qué se trata.

El A-B-C del crédito


Carlos Zambrano Elizondo, Dir ejecutivo Hipotecario de Banorte



Fernando Guzmán, director general de Multicredi, una institución financiera que facilita la adquisición de entre otras cosas, créditos hipotecarios, primeramente recomienda "usarlo con responsabilidad y tenerle respeto". Sí, respeto, ya que cuando uno se ve rodeado con la contratación de una hipoteca, y luego se hace del financiamiento para un auto, y además las vacaciones las paga a meses sin intereses, y los regalitos del 10 de mayo también los abona a la tarjeta, es posible que su capacidad de pago no sólo se vea limitada, sino hasta comprometida, y a la vuelta de unos meses, sus ingresos no le alcancen ni para pagar los intereses de tantos pagos vencidos que ha contraído.

Por eso, expertos como Enrique Arias, director de Registro y Análisis Financiero de la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) recomienda que al contraer créditos, jamás excedan más del 30 por ciento de sus ingresos. De lo contrario, la pesadilla de "endrogarse", podría hacerse realidad.

Por lo anterior, aunque parezca curioso, es importante que aprenda a endeudarse. Ésta última es la primera lección. Óscar Regalado, Director del área de Banca y Productos Hipotecarios de Banamex agrega a lo dicho por Arias, que primeramente debe de observar que hay diferentes tipos de créditos. El crédito al consumo, o sea, aquel que mayormente está disponible por plásticos bancarios -o tarjetas de tiendas minoristas o departamentales-; y el crédito hipotecario o para comprar casas u otros inmuebles.

La diferencia entre ambos, dice Regalado, "es como hacer contrastar entre una inversión o el gasto del día a día de una familia (como comprar alimentos, o ropa sin los cuales no se puede prescindir). En cuanto al hipotecario, "requiere de un desembolso generalmente mayor que el gasto diario, con la diferencia de que éste último te genera un activo; es decir, sabes que ese dinero no se fue, simplemente lo transformaste en aquello que te va a generar un patrimonio como una casa o departamento". Te evita pagar una renta, y al momento que decidas venderla, te dará casi al instante el fruto de los muchos años de esfuerzo que empeñaste en ella.


Desarrollo SENS.



Una cuestión ignorada con regularidad respecto al crédito, es que para aquellos que ya cuentan con una casa propia, no la usan para generar mayor riqueza, pues como dice Eduardo Sierra, director del área de Planeación y Estrategia de Crédito Inmobiliario, en Estados Unidos la gente usa todo el tiempo su patrimonio para apalancar un segundo y luego un tercer bien inmueble, es decir, ya poseedores de un patrimonio, es mucho más fácil de adquirir un préstamo para comprar una casa más grande, o de mejor ubicación y así hacer crecer su patrimonio constantemente.

Sierra agregó que por ejemplo los americanos compran promedio cuatro o cinco veces casa en su vida, en tanto que los mexicanos lo hacemos mayoritariamente no más de dos veces; lo cual esquematiza con claridad que usar el "apalancamiento" para hacer crecer el patrimonio, es una opción que no tenemos muy bien contemplada, sobre todo cuando se puede emplear, al momento en que la familia aumenta en número.

Una forma más para aumentar el nivel de crédito, es cuidar nuestra propia casa, ya que una inmueble bien cuidado, con un buen plan de mantenimiento y a la que con el tiempo se le ha invertido en elementos decorativos o funcionales, tendrá mayor valor futuro, lo cual dará posibilidad de acceder a un préstamo de mayor tamaño.

Isidoro Sánchez, director general adjunto de Productos y Nuevos Segmentos de Hipotecaria Nacional, BBVA Bancomer, nos dijo que una razón más por la que no hay que tenerle miedo al crédito, es porque hay una gran variedad de instrumentos crediticios que se pueden ajustar a las necesidades de cada persona dependiendo de su nivel de ingreso, edad, entre otras cláusulas.

Sánchez expuso que con respecto a un crédito hipotecario y la importancia de aprender a endeudarnos, "los primeros cinco años se estará comprometiendo buena parte de sus ingresos, pero a partir del sexto año, el pago comienza a hacerse realmente pequeño, sobre todo si es a tasa fija, y eso es porque -lo lógico es que con el paso del tiempo-, las personas mejoren en su posición laboral y por ende mejoren sus ingresos, mientras que sus pagos seguirán siendo siempre los mismos.

Carlos Zambrano Elizondo, director ejecutivo Hipotecario de Banorte por su parte explicó que la evaluación crediticia de los clientes tenderá a darse con respecto a el nivel de endeudamiento, su capacidad financiera para afrontar las deudas, su historial crediticio; y para aquellos que no cumplan con ciertos requisitos, se les dará asesoría, con la intención de germinar una cultura y consciencia del crédito.

Búsque el mejor crédito


Eduardo Sierra, Dir. de Planeación Estratégica de Crédito Inmobiliario.



Una vez conscientes de que gastar más de lo que se gana puede llevarnos a un barril sin fondo, se diría que ya hemos dado el paso más importante; ahora pues si su interés es hacerse de su casa, conseguir el mejor crédito consiste en dar con el más conveniente para su presupuesto presente y futuro. Si hoy piensa en una hipoteca y no tiene niños, mejor será que contemple que los chicos son de las cosas más caras en el mundo; así que no hay que perder de vista su futuro próximo.

Cuando ya en mente está aquel plan, lo recomendable, dice Enrique Arias de la Condusef, es acercarse a alguien que pueda brindarle asesoría, y ésta institución es una de las auxiliares para tal caso. "Hay que tomar caminos, uno es el preventivo, y se trata de que la gente compare y sepa las ventajas de contratar con tal o cual institución, así como los costos que va a tener que pagar por el resto de la vigencia del mismo.

Al respecto, Fernando Guzmán de Multicredit dijo que cada persona tiene sus propias razones para contratar un crédito hipotecario, y por lo tanto es distinto el criterio para elegir su mejor opción. En su opinión, el servicio es uno de los mayores diferenciadores para la toma de decisiones, ya que la brecha del costo entre las diferentes alternativas de crédito no es muy grande. Además se trata de que "te ofrezcan la atención que requieres y que no les tengas que rogar para que te atiendan, que no te hagan dar vueltas ni filas y filas, que te pidan documentación de una sola vez y de manera clara, así como que te ofrezcan opciones de acuerdo a tu perfil y con toda la claridad del mundo cada una de las cláusulas del contrato".

Isidoro Sánchez de BBVA-Bancomer mencionó que de acuerdo a la hipoteca que se haya adquirido, podría haber opción de hacer pagos adelantados cuando se tengan recursos frescos para con ello avanzar en la liquidación de la deuda, pues dependiendo del caso, no hay penalización por hacer esos pagos y se pueden hacer en el momento que se desee.


Fernando Guzmán, Dir. General de Multicredit.



Carlos Zambrano de Banorte recordó que actualmente los esquemas buscan ser muy transparentes para los usuarios. En su gran mayoría pueden ser a tasas fijas o pagos fijos, lo cual quiere decir que desde el principio de la hipoteca, ya se sabe lo que se va a pagar por el resto del tiempo que se tenga contratado el crédito.

Óscar Regalado de Banamex consideró que a este respecto es increíble la manera en que se ha avanzado, ya que apenas en 2001, las tasas de interés rondaban entre el 20 ó 25 por ciento, es decir la tasa era variable, mientras que los plazos para pagar difícilmente rebasaban los 10 años. Hoy, aseguro, se pueden conseguir hipotecas de nueve por ciento con tasa fija a todo lo largo del contrato, mismo que puede ser de entre 15 y 30 años.

El directivo agregó que a principios de la década, se pedía entre 25 y 30 por ciento de enganche para poder acceder al crédito; hoy día hay esquemas de enganche cero o de cinco y hasta 10 por ciento, lo cual ha facilitado enormemente la posibilidad de que no obstante el ingreso que se tenga, pueda contratarse un plan a la medida.

Eduardo Sierra, de Crédito Inmobiliario expuso que en nuestros días las opciones de crédito son tan variadas, que incluso hay una "Hipoteca Seguro", que es, una hipoteca, pero al revés, o sea, te van dando una mensualidad por el valor de tu casa hasta el momento que ya no estés, es decir, que fallezcas. Si hay un remanente, tus herederos serán acreedores de él. O bien, tus herederos tienen la opción de conservar la casa pagándola. Estos instrumentos ya están presentes en México, y su mayor atractivo consiste en que vivas tus últimos años tranquilo y sin preocupaciones.


Enrique Arias, Dir. de Registro y Análisis Financiero de la Condusef.


El director general de Multicrédi resaltó que al costo del crédito para su mejor entendimiento se ha traducido en un cálculo denominado CAT (Costo Anual Total), es decir, un valor que indica el costo de la tasa expresado en un porcentaje a pagarse anualmente.

Muy importante es observar que el CAT es un requisito que impone la Condusef al que todas las instituciones financieras y bancarias deben de ceñirse.

Otro factor muy importante es la "amortización del crédito", que es diferente al costo, y que es el monto real de la deuda que se va disminuyendo mes a mes. Guzmán recordó que hay créditos en los que se amortiza muy poco capital a la deuda, ya que en el pago mensual se incluyen seguros de vida y daños, comisiones diferidas y otros conceptos que hacen que la amortización del capital sea muy pequeña. La forma de evaluar esto, es observando detenidamente la tabla de amortización del crédito, y ahí se verá qué porcentaje del pago mensual va directamente a la deuda.

Para finalizar, Isidoro Sánchez recordó que una de las cosas más atractivas y benéficas para el crédito es la posibilidad de contar con diferentes tipos de seguros, que cubrirán contingencias como muerte del acreedor, para dejar sin preocupaciones a su familia; seguros de daños, que en el caso de desastres como el de Tabasco, ayudan a no perder el bien inmueble o las pertenencias que se encuentran al interior de la casa; seguro por invalidez, en el caso de quedar imposibilitado para seguir trabajando; y hasta un seguro de desempleo, que te cubre por hasta tres periodos distintos de hasta seis meses a lo largo de toda la vida de la hipoteca, con lo cual no pagará hasta 18 mensualidades a lo largo del crédito.

En resumen, se podría decir que un escenario mejor para poder adquirir su casa nunca ha habido. Las condiciones económicas del país están dadas y el abanico de opciones de crédito, sobre la mesa. Los plazos y las características, dependerán de sus características como consumidor.

Así pues, lo único que tendrá que mantener en mente, es que la disciplina es la máxima premisa a mantener. Si cupiera una recomendación más, véala como prerrequisito: Deje de pensar en "drogas", piense en que realizará una inversión. Aunque parezca insignificante, el cambio de mentalidad en ello, es fundamental. ¡Prográmese!


Residencial Cumbres.