Los bancos nos hemos preocupado por construir un mercado hipotecario sólido, esto se refleja en la fuerte rivalidad competitiva y el buen comportamiento de los portafolios.

80 No me gusta1

 

Real Estate,Real Estate Market &amp;amp;Lifestyle,Real Estate México,Especial Crédito Hipotecario,Crédito Hipotecario, Paulina Prieto<br />VP de Crédito Hipotecario y Financiamiento Automotriz de Scotiabank Paulina Prieto
VP de Crédito Hipotecario y Financiamiento Automotriz de Scotiabank
 

 

La crisis que estamos enfrentando apenas comienza y su recuperación tardará algunos años, quizá hasta finales de 2024. Por ello debemos estar atentos de cómo evolucionan nuestros portafolios, pero, sobre todo, cuáles van siendo las necesidades de nuestros clientes.

Todavía es prematuro determinar el comportamiento que observaremos en la cartera hipotecaria en los próximos meses, los bancos debemos estar atentos a la evolución de los planes de apoyo, los cuales están venciendo algunos desde agosto y terminarán en su totalidad alrededor del mes de noviembre.

Asimismo, es muy temprano para determinar cuáles serán las lecciones, pero sin duda esta crisis nos ha obligado a salirnos de la caja y reinventarnos todos los días para lograr ofrecer la mejor oferta, asesoría y servicio a nuestros clientes.

Esta coyuntura nos fuerza a ser creativos nos solo para atraer nuevos clientes, sino para cuidar a los que ya tenemos.

 

Costo hipotecario a la baja

Las tasas de interés han venido bajando desde enero de 2019, sin embargo, esta tendencia se profundizó en julio y agosto del año en curso, derivado de la baja en la tasa de interés de referencia de la Reserva Federal de los Estados Unidos (FED) que, adicionalmente, ha estado acompañada de la baja en las tasas de los IRS de cinco y siete años, entre otras variables que utilizamos en Scotiabank para determinar el costo de fondeo.

Un buen indicador que se utiliza en México es el Bono M a diez años, que también ha mostrado una tendencia hacia la baja, alcanzando niveles por debajo del 6%, esto ha permitido a las instituciones bancarias ajustar su oferta comercial trasladando el beneficio a sus clientes. A junio de 2020, la tasa promedio ponderada de adquisición del producto hipotecario fue de 9.61 por ciento.

Particularmente, estimamos que los indicadores de referencia de largo plazo ya han alcanzado un piso y prevemos que estos niveles se mantendrán así por varios meses más.

Es importante considerar que el costo de fondeo no es el único indicador que debemos considerar para determinar la tasa de interés de un crédito hipotecario; otro factor relevante es el costo de riesgo, que está asociado al comportamiento de los portafolios.

Este indicador toma gran relevancia en estos momentos de crisis. Los portafolios hipotecarios han demostrado ser resilientes, particularmente hablando de las crisis de 2008 (crisis subprime) y 2013 (quiebra de desarrolladores y Sofoles hipotecarias), donde alcanzamos un Índice de Morosidad (IMOR) de la cartera de 4.6% y 4.0% respectivamente, versus el IMOR promedio de los últimos años que ha estado alrededor del 3.0 por ciento.

 

No solo precio

Si bien es cierto que la fuerte competencia nos exige reinventarnos para siempre ofrecer los mejores productos a nuestros clientes, el precio no es el único componente.

La esencia de Scotiabank no se encuentra exclusivamente en la creación de los productos más innovadores del mercado, para nosotros la clave no está en el precio, sino en la conexión que hacemos con nuestros clientes a través de nuestra asesoría y servicio.

Nuestra ventaja competitiva está en nuestro equipo y socios comerciales (brókers y desarrolladores) que han confiado en nuestra visión, que se traduce en brindar la mejor experiencia a nuestros clientes al momento de hacer la compra más importante de su vida.

Para finalizar, considero que uno de los principales retos que enfrenta el mercado hipotecario bancario es cómo incrementar su demanda más allá de los empleados formales y un nicho de profesionistas independientes. Asimismo, como proyección para 2020, prevemos una colocación de 120 mil créditos hipotecarios entre toda la banca por 185 mil millones de pesos.

 

 


Texto Paulina Prieto

Foto: Real Estate Market & Lifestyle