Poniente.

El asunto Hueyetlaco nos hace reflexionar sobre un grave problema del poniente de la Ciudad de México, y de toda la ciudad en su conjunto, un aspecto relacionado con desarrollo e infraestructura urbana, con la economía, la salud y la productividad, así como con la calidad de vida de los citadinos: la crisis de vialidades.

110 No me gusta11

El asunto Hueyetlaco nos hace reflexionar sobre un grave problema del poniente de la Ciudad de México, y de toda la ciudad en su conjunto, un aspecto relacionado con desarrollo e infraestructura urbana, con la economía, la salud y la productividad, así como con la calidad de vida de los citadinos: la crisis de vialidades.

Curiosamente la mayoría de los jefes de gobierno de la Ciudad de México han sido protagónicos sobre sus proyectos de desarrollo infraestructural; sin embargo, casi todos se han negado a continuar la obra del anterior.

Por otra parte, la comunicación entre las autoridades de gobierno capitalino con el mexiquense apenas empieza a tener forma después de varios años de distanciamiento que ha impedido el trabajo compartido para solucionar los problemas que afectan a poblaciones tanto del Distrito Federal como del Estado de México. Entre los numerosos problemas que hay que superar, y que exigen la aplicación de un esfuerzo superior del sector público y de los desarrolladores privados, se encuentra el de las vialidades que, como sabemos todos los que vivimos en esta capital, son insuficientes.

Sin considerar que desde que se iniciaron hace décadas muchas de ellas aún no han sido concluidas, tales son los casos del Anillo Periférico, que actualmente es sólo un arco, o el Eje 5 Poniente hasta ahora inconcluso.

El problema es importante y repercute en múltiples aspectos de la vida de nuestra sociedad, aspectos que van desde el desgaste y la resistencia humana, los factores de la productividad, el ahorro de combustibles, la conservación del medio ambiente y la búsqueda de una mejor calidad de vida.

Un libramiento para la Ciudad de México

Se habla de grandes obras para ayudar de alguna forma a la ciudad y sus habitantes, tal es el caso del Arco Norte, un enorme libramiento de 230 kilómetros que inicia en San Martín Texmelucan y concluye en el entronque con la autopista a Querétaro a la altura de Atlacomulco. Una obra cuyo objetivo central es evitar que mucho transporte de carga o vehículos que usan de paso a la Ciudad de México tengan que hacerlo.

Una obra que costará alrededor de 6 mil millones de pesos, desarrollada por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes con asesoría mexicana y puesta en marcha por medio de licitacion nacional e  internacional para su ejecución. Una obra federal que si bien no soluciona los problemas que tiene la Ciudad de México y su zona conurbada los disminuye en forma importante, ya que no sería más necesaria su utilización de tránsito forzoso para enlazar a los estados del sureste y oriente de México con el norte del país y decenas de millones de vehiculos dejarían de circular cada año, especialmente los vehículos pesados que por experiencia sabemos complican aún más el tránsito de nuestras vialidades. 

Propuesta particular para el poniente

El problema es general para la Ciudad de México, y se han puesto ya en marcha los esfuerzos para encontrar las soluciones a éste y los demás problemas de desarrollo y estructuración urbana.  

Entre las posibilidades de solución, por lo menos para la zona poniente de esta ciudad capital, se encuentran los trabajos de diseño y planeación que han desarrollado los arquitectos del Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México y la Sociedad de Arquitectos de México (CAMSAM), que aprovechando propuestas anteriores e integrándolas a un plan general, propone lo siguiente. El llamado Arco Poniente es una alternativa de solución a los conflictos de vialidad en el poniente de la Ciudad de México que ya han puesto a consideración de las autoridades capitalinas. En entrevista con Real Estate Market & Lifestiyle, el presidente de CAMSAM, Juan L. Kaye López, nos da su visión sobre el problema en general y nos explica en qué consiste el proyecto del Arco Poniente: “La problemática significa un programa que ya tiene que ver más con la región centro del país que como un problema puntual del Distrito Federal. Es decir, hablar de la zona metropolitana es hablar ya de las implicaciones que se  tienen con el centro del país y su relación con estados, como el Estado de México, el Estado de Hidalgo y el Estado de Morelos, fundamentalmente”.

Señaló el presidente de CAMSAM que se trata de un problema que está relacionado con 59 municipios, de los cuales 29 forman parte de la conurbación formal. Entre ellos destacan el de Ecatepec, hacia la parte nororiente del Distrito Federal, con 3.5 millones de habitantes y de gran importancia en todos los sentidos, desde la ocupación hasta la situación del transporte y la vialidad los municipios de Naucalpan, en la zona norponiente de la ciudad y Tlalnepantla.

Aseguró a Real Estate que se trata de un tema que implica una enorme complejidad urbanística “y el problema surge en buena medida ante las dificultades que enfrentan las autoridades de estos niveles de gobierno para poder tomar acuerdos entre pares y manejar un esquema de planeación, integrador e integral, y por supuesto un esquema de presupuesto que garantice las grandes obras de infraestructura y estructuración urbana de la zona metropolitana, que tengan cauce en un plan de carácter general que todos asuman el compromiso de respetar”. Con una concentración que según Kaye se prevé sea de 30 millones de personas en nuestra ciudad capital y su zona conurbada asegura que es necesario tomar decisiones muy serias y determinantes. “Cuando surge el tema conocido como Puente de Hueyetlaco, a nosotros, los que estamos inmersos en el tema del análisis  urbanístico, nos queda claro que no es más que un punto de conflicto de algo que tiene que ver con un asunto mucho más profundo, la relación de toda la zona poniente, de toda la zona metropolitana y, para efectos del Distrito Federal, de la zona poniente de éste. Y ello tiene que ver, por supuesto, con condiciones de competitividad, productividad, empleo, los servicios públicos a los que acude, que por el conflicto vial hace que todos operemos en ese sentido con una gran ineficiencia.” Dijo el presidente de CAMSAM que “está comprobado que aproximadamente 55 por ciento de los estudiantes de la Universidad Iberoamericana vienen de la zona sur, al contrario de lo que pudiera esperarse, habitantes de Las Lomas o de Bosques de las Lomas. Entonces los estudiantes se mueven por la zona

sur poniente, es decir, a través del Periférico y de los muy escasos accesos que hay para llegar a la Universidad Iberoamericana. Pero lo mismo sucede con los estudiantes de la Universidad Anáhuac del norte o con los del Tecnológico de Monterrey o con los de la Universidad West Hill”. Resaltando la importancia que tiene Santa Fe, como subcentro urbano en educación, negocios,  fuentes de empleo y ocupación profesional, Kaye enfatizó la magnitud del problema que afecta sensiblemente los niveles de productividad y accesos a servicios y nos plantea en qué consiste el Arco Poniente, que permitiría reducir hasta en 40 por ciento la afluencia vial de la zona poniente sobre el Periférico, al que confluye un verdadero peine de avenidas que descargan en él y que lo hacen verdaderamente insuficiente para el volumen de vehículos que por él transitan. En principio, dijo Kaye, se necesita concluir el Eje 5 Poniente, que corre desde la Avenida de los Constituyentes hasta Rómulo O’Farril, y que en su terminación hay calles empedradas que exigen el regreso al Periférico. Considera urgente que esta avenida se finalice en su tramo de Constituyentes hasta San Joaquín, a través de un

sistema de túneles que permitan cruzar el Bosque de Chapultepec. Esto permitiría contar con una vialidad completa paralela al Periférico desde Río San Joaquín hasta la Avenida San Bernabé. Una solución que se agrega al llamado Arco Poniente.

El Arco Poniente consiste en el aprovechamiento y eficientización de obras viales ya existentes, en las que se hace necesario un trabajo arquitectónico que permita disminuir los tiempos de recorrido de la zona norponiente a la zona surponiente y sur, que actualmente es de 70 minutos y se pretende lograr que sea de 15 minutos. Pretende configurar una vialidad desde Huixquilucan hasta Luis Cabrera con una longitud de 13.5 kilómetros y un costo estimado en mil 500 millones de pesos. “En primer lugar tenemos que ser conscientes de que lo que está construido ya forma parte de esta extensa zona urbana, con más de dos millones de habitantes, y que eso que está construido necesita revitalizarse en muchos aspectos.” De poniente a surponiente el trazo se seguiría construyendo con puentes y otros tipos de soluciones viales. Se iniciaría con la construcción de un entronque en las avenidas Noche de Paz y Julián Adame, hasta llegar a la carretera de Toluca en la calle de Echánove. Se construiría un túnel por debajo de la carretera México- Toluca,

dando continuidad hasta la zona de Santa Fe a través de Vasco de Quiroga, para desembocar en la Avenida Tamaulipas, donde hace falta otro cruce para la autopista que va de México a Toluca.Siguiendo esa ruta se llegaría a la zona de los Puentes de los Poetas por Avenida de Tamaulipas y se tendría que construir un tramo, que a juicio de nuestro entrevistado es simple. Una intersección de la Calzada del Desierto de los Leones hasta el llamado “tanque” en la zona del Puente Glacial en Luis Cabrera.

A este Arco Poniente, y para superar los problemas de vialidad en el poniente de la Ciudad de México y su área conurbada, el presidente de CAMSAM asegura que deben tomarse otras medidas, como desarrollar a nivel urbano el tramo de CONAFRUT a la Venta, de la carretera federal a Toluca, integrándolo con semaforizaciones  y demás servicios al uso local, así como la compartición del tramo de autopista con los flujos viales en la zona de Cuajimalpa y Santa Fe.

Esto es necesario ya que en horas de alto conflicto los carriles centrales de la autopista prácticamente están vacíos, en tanto los laterales se encuentran repletos con los consabidos resultados. Agregó Juan L. Kaye que el puente Reforma y Constituyentes debe sustituirse y realizar una nueva alternativa con mayor capacidad de servicio.

Respecto a los recursos para la obra, que como señalamos es de mil 500 millones de pesos, Kaye consideró que existe un verdadero compromiso e interés de los desarrolladores para apoyar los trabajos en especie o en efectivo, analizando la probabilidad de que la inversión pueda ser en  50 por ciento sufragada por el gobierno y el otro 50 por ciento por parte de los desarrolladores. No hay que esperar a que se agudice más el conflicto, hay que tomar ya decisiones para alcanzar la solución. El proyecto Arco Poniente es una alternativa para parte de nuestra importante metrópoli. 

Más alternativas

 La investigación realizada por Real Estate encontró propuestas, algunas incluso de sexenios anteriores, del periodo de Cuauhtémoc Cárdenas como jefe de Gobierno de la Ciudad de México, es decir, no son nuevas y tienen varios años. A continuación presentamos una de las más recientes que se denominó Sistema Vial Poniente de la Ciudad de México y que a continuación reproducimos fielmente: La ciudad de México presenta cada vez más graves problemas viales, a los cuales no se les han dado las soluciones realistas y bien planeadas desde los puntos de vista técnico, urbano y demográfico que demandan. El problema es grande y la falta de decisiones puede llevar a los habitantes de la ciudad al borde de un conflicto enorme”. “Hace más de dos décadas que no se realizan obras viales de la magnitud del crecimiento de la capital del país. En la Ciudad de México, incluyendo la zona conurbada del Estado de México, hay aproximadamente 8 millones de habitantes más que hace 25 años y circulan en ella varios millones de vehículos más, en prácticamente las mismas vialidades que existían en ese entonces.”

 “En la zona poniente de la ciudad, uno de los sitios donde confluyen el Distrito Federal y el Estado de México, el problema ha alcanzado grandes dimensiones, pues debido al intenso desarrollo poblacional, laboral y comercial del último cuarto de siglo, diariamente transitan por el área de su casa a su trabajo y viceversa más de 2 millones de personas por escasas e inadecuadas vialidades, ya sea en transporte público o automóviles particulares. Cabe notar además que en esta parte de la ciudad abundan montañas y barrancas, estos factores geográficos aunados a un desordenado y exclusivo crecimiento urbano, han  complicado enormemente el sistema vial de la zona donde grandes flujos vehiculares, tienen que circular por calles muy estrechas para acceder a las grandes vialidades de la ciudad como lo sería el viaducto, periférico, ejes viales y carreteras”.

 “Expertos en vialidad y estudios técnicos, señalan que se requiere con urgencia un sistema vial que contribuya a mejorar sustancialmente el actual, las autoridades de la delegación de Cuajimalpa de Morelos, en coincidencia con los municipios conurbados del Estado de México, señalan como urgente una solución vial integral con orden para agilizar el enorme congestionamiento vial que confluye en Cuajimalpa y dar así a los cuatro pueblos, la cabecera y las 52 colonias que conforman la demarcación opciones de desarrollo equilibrado”. “Se ha planeado un nuevo sistema vial, para dar una verdadera solución metropolitana y conurbada a la vialidad del poniente  de la ciudad de México, que incluso una al Estado de México con el sur de la capital”. “El trayecto inicia en el municipio de Huixquilucan, una nueva vialidad llamada

barranca de Hueyetlaco alivia y ordena el tráfico de Bosques de las Lomas y de Vista Hermosa, al dar una salida rápida de tres carriles en cada sentido hacia Interlomas, a la altura del hospital Ángeles: La delegación Cuajimalpa está construyendo el crucero de flujo continuo, Noche de Paz y Carlos Echánove, para dar mayor flujo al tránsito. A partir de este crucero se tiene planteado ampliar a tres carriles en ambos sentidos la calle Carlos Echanove hasta desembocar con la carretera a Toluca”.

barranca de Hueyetlaco alivia y ordena el tráfico de Bosques de las Lomas y de Vista Hermosa, al dar una salida rápida de tres carriles en cada sentido hacia Interlomas, a la altura del hospital Ángeles: La delegación Cuajimalpa está construyendo el crucero de flujo continuo, Noche de Paz y Carlos Echánove, para dar mayor flujo al tránsito. A partir de este crucero se tiene planteado ampliar a tres carriles en ambos sentidos la calle Carlos Echanove hasta desembocar con la carretera a Toluca”.

Para atravesar la profunda barranca de Bosques de Santa Fe y conectar directamente al sur con la avenida Centenario de Villa Verdum, en la delegación Álvaro Obregón se requieren de tres puentes que ya están autorizados desde hace varios años”. “Una vez salvadas las barrancas, se requiere construir una Avenida por el derecho de vía de las torres de alta tensión para conectar con la avenida Luís Cabrera, en San Jerónimo, que baja de al periférico sur, a la altura del Pedregal”. “Todo este trayecto es de sólo de 12 kilómetros, ya está en su totalidad trazado y proyectado.

Con la realización de esta obra, se resuelve un conflicto vial que no se circunscribe exclusivamente a las delegaciones y municipios afectados sino que se extiende a toda la Ciudad de México, por la necesaria migración diaria de personas y vehículos de y hacia la zona poniente de sus áreas de trabajo o residencia ubicadas en otras zonas de la ciudad como se mencionó, se calcula que la población beneficiada sería de más de 2 millones de personas”.

“El poniente está muy cerca de los desarrollos del sur de la ciudad, sin embargo para transitar forzosamente todos los vehículos tienen que bajar hacia el periférico por las sobresaturadas vialidades de las delegaciones Miguel Hidalgo y Álvaro Obregón, que nunca fueron planeadas para albergar tan alto flujo vehicular, causando enormes pérdidas económicas, desgaste de vehículos, stress, contaminación e incluso inseguridad”.  

 “Estando construida la vialidad, el trayecto de 30 kilómetros, que para transitarlo se requieren más de 70 minutos, se convertirá en un recorrido de menos 12 kilómetros que se recorrerá en 10 o 15 minutos. Se calcula además que este sistema  ratificado y publicado por los diputados de la asamblea legislativa del Distrito Federal el 12 de septiembre del mismo año para garantizar la ejecución de la obra. Los recursos se depositarán en un fideicomiso”.

“Los tramos de la vialidad de Hueyetlaco, en el Estado de México, están en proceso de construcción, desarrolladores en Cuajimalpa, Bosques de las Lomas, Vista Hermosa y Santa Fe han cumplido sus compromisos, construyendo ya parte de la vialidad, sólo hace falta que se le de al sistema vial poniente la debida importancia y prioridad dentro de los proyectos de la ciudad. Los habitantes de la capital del país, requerimos de soluciones a los inmensos problemas de tránsito, contaminación, inseguridad, pérdida de tiempo y de recursos económicos, que transitar por vialidades insuficientes traen consigo. Este proyecto es una solución, al tener vialidades con orden ganamos todos”, concluye esta presentación. Como se puede observar, propuestas serías y profesionales, técnica e incluso económicamente viables sí existen, lo que se necesita es una visión metropolitana para tener soluciones que favorezcan a millones de personas.