Imponente desarrollo arquitectónico que mezcla de manera inteligente usos mixtos de vivienda, oficinas y comercio, brindando un alto grado de confort, vanguardia, seguridad y bienestar, difícil de lograr en esta urbe.

Los usos mixtos en las grandes ciudades generan dos beneficios muy importantes: plusvalía a las zonas aledañas y calidad de vida a los usuarios.

Recientemente en México, se habla mucho de los desarrollos inmobiliarios de usos mixtos, particularmente en la capital del país, pero ¿se trata de una moda o simplemente el retorno de una antigua lógica olvidada?

Los usos mixtos en México no siguen un parámetro determinado, van desarrollándose de acuerdo a las circunstancias económicas y sociales en diversas zonas de la ciudad.

El concepto de uso mixto es súper abierto, no es rígido y no tiene límites. Lo “bonito”  de estos proyectos es que la imaginación es el límite.