En México, la adquisición de pólizas para la protección de vivienda es casi nula. Un claro reflejo de ello es que de los 30 millones de viviendas que existen en nuestro territorio, sólo entre el 2.5 y 3% cuentan con un seguro de vivienda

Los especialistas consideran que durante los próximos seis años, el sector de arrendamiento de casa habitación representará alrededor de 35% del total de viviendas en México, siendo así una excelente oportunidad para quienes no puedan ser acreedores a un crédito hipotecario.

Las proyecciones coinciden: para el 2015 China tendrá una oferta de aproximadamente 10 millones de casas anuales, pero el desarrollo de la vivienda no se debe sólo a la densidad demográfica, sino también a que han sabido proponer soluciones urbanas y dar rendimiento a las inversiones.

En la última década hemos visto una evolución positiva del sector vivienda, el financiamiento hipotecario ha facilitado su crecimiento y permitido que millones de familias adquieran su patrimonio, con mayor acceso, disponibilidad y con diversas alternativas ofertadas por el sector público y privado.

En plena recuperación, la industria inmobiliaria inicia un nuevo periodo y deja 10 años de aprendizaje teñidos de crecimiento explosivo, depresión económica y maduración de proyectos.