Se le llama “ciudad” sin que lo sea, tal vez porque tiene todo lo que la vida moderna implica y demanda. Pocas urbes del mundo se han construido a partir de un plan inicial, como lo fue este caso de éxito: Santa Fe.

87 No me gusta18

 

Se le llama “ciudad” sin que lo sea, tal vez porque tiene todo lo que la vida moderna implica y demanda. Pocas urbes del mundo se han construido a partir de un plan inicial, como lo fue este caso de éxito: Santa Fe. 

Santa Fe, originada por la decisión gubernamental de rescatar una zona que se encontraba en franco deterioro ambiental y urbano, nació y creció conforme a un plan. Se logró el propósito de convertir esa zona en la virtual Capital Corporativa del país y tal vez de la arquitectura de vanguardia.

Oficinas, hoteles, centros comerciales, conjuntos residenciales y escuelas, todo del más alto nivel, logran su convivencia armónica y mantienen el paso del crecimiento ordenado mientras la población fija y la flotante desempeñan su actividad productiva y cotidiana en lo alto del Valle de México. Pero aún queda mucho por hacer.

 


De acuerdo la las proyecciones de la Asociación de Colonos, Santa Fe tiene capacidad para crecer a un poco más del doble de su tamaño actual, y siguen pendientes asuntos como el agua, el equipamiento urbano, las áreas verdes, espacios peatonales y de convivencia social, y la oferta de opciones accesibles de nivel medio en salud, vivienda y cultura. El transporte público aún es insuficiente, y se espera que la movilidad mejore en cuanto se terminen las obras viales en proceso.


Como las capitales Brasilia (Brasil), Putrajaya (Malasia) y Naipyidó (Birmania), Santa Fe tiene retos que debe vencer, y puede hacerlo. Tiene un plan, conciencia de sus dificultades y el apoyo de colonos y autoridades; tiene una inspiración y por eso tiene futuro. Seguirá creciendo y como parte de una ciudad enorme que tiene problemas, los compartirá, seguirá tomando decisiones y abriéndose camino hacia la madurez urbana.

En justa síntesis, tiene triunfos y retos; pero de que el resultado ha sido el éxito, no hay duda. Basta ver lo que hay en Santa Fe.

 

 


Texto:Real Estate Market & Lifestyle