A lo largo de la historia los proyectos de Real Estate son fundamentales para transformar ciudades, donde los desarrolladores ponen su granito de arena para cambiar el entorno en forma positiva.

165 No me gusta31

A lo largo de la historia los proyectos de Real Estate son fundamentales para transformar ciudades, donde los desarrolladores ponen su granito de arena para cambiar el entorno en forma positiva.

La historia de Desarrolladora del Parque empezó en 2003 con Puerta Alameda que fue un parte aguas en la zona centro de la ciudad, con procesos de recuperación, creatividad y nuevo producto. El proyecto no fue aislado, venía de la mano con la rehabilitación de la Alameda en el Centro Histórico.

La parte comercial y hotelera de la zona estaba anclada en Parque Alameda con Danhos y con el hotel que originalmente fue Sheraton, y que hoy es Hilton Centro Histórico. Venía también toda la recuperación de Plaza Alameda que era un proyecto público-privado en donde participaron Carso, los Shabot y el Gobierno de la Ciudad.

Por parte del Gobierno Federal el apoyo fue la migración de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), los Juzgados de lo Familiar, y atraer a los Museos de Artes Populares, y el de Memoria y Tolerancia. El Ingeniero Carlos Slim participó en el proyecto y el financiamiento con varias propiedades que ha estado regenerando, entre ellas el Hotel Bamer, como parte del proceso.

 

El Puerta Alameda Condominiums Centro Histórico, CDMX El Puerta Alameda Condominiums Centro Histórico, CDMX

 

Enrique Téllez
Director general de Desarrolladora del Parque Enrique Téllez Director general de Desarrolladora del Parque

 

Nuestro proyecto residencial se preocupó por ofrecer servicios que generaran comunidad y que complementaran a la calle Hidalgo. Aunque nos llevó un rato, ya jala; queríamos traernos restaurancitos que fueran high end, eso fue una conversación importante para el diseño del espacio.

Así que entre todos los participantes colaboramos activamente en mejorar el entorno urbano, con edificaciones verticales y crear centro de barrio, es decir, espacios vivibles como debe suceder en toda gran ciudad.

Todo este corredor es un gran ejemplo de cómo la planeación urbana de la ciudad debe ser muy pragmática y con la participación de gente de prestigio, de valor y de peso que son regidos por principios éticos y empresariales.

 

Pensar la ciudad de manera programática

 

La experiencia me permite tener claro que el desarrollo inmobiliario es un reflejo de México, y que su evolución va por delante de los ciclos económicos. Sin embargo, también se ha demostrado que cuando hay exceso de liquidez en los mercados,  te lleva a la opacidad y a malos manejos que debemos evitar.

Estuve en un despacho de renombre que era McKinsey & Company, donde colaboraré con el Gobierno Federal a través de Infonavit y la creación de la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) en el año 2001, y mi labor era vislumbrar hacia dónde tenía que ir el sector viviendero y el de desarrollo.

Cada uno de estos sectores tiene temas diferentes. El viviendero es muy enfocado al segmento social, mientras que el grupo de desarrolladores tiene una paleta amplia de proyectos. En los años 90 el tema era cómo regenerar el mercado hipotecario que había sido golpeado por las crisis, y lo trabajamos para que fuera el motor  de crecimiento de la economía.

Gracias a este motor viene un súper impulso a la vivienda media y media residencial, donde regresan los bancos y las instituciones financieras para generar préstamos hipotecarios para usuarios finales. Eso dio liquidez al mercado.

Al mismo tiempo, había una gran preocupación de autoridades, industriales y miembros del sector sobre cómo crecer de manera más programática la planeación urbana de la ciudad. Uno de los grandes retos de esa época era asegurarnos que el sector privado tuviera una voz de peso, que fuera proponente de programas y soluciones que pudieran ser evaluadas por el sector público y viceversa. En ese ambiente nace la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI).

El primer reto que se enfrentaron mis colegas fundadores era definir cuál iba a ser el objetivo de la Asociación, cuáles las metas y bajo qué términos iban a interactuar con todos los jugares de la industria, e inicialmente fueron 25 empresas. Crear un grupo con industrias siempre es difícil, pero hoy, al ser 79 miembros, el logro habla del valor de la decisión.

La presidencia y los liderazgos de las úiltimas tres administraciones de la ADI nos han llevado a un nivel de productividad cada vez mayor y con más presencia. Tenemos mayor participación proactiva en la industria, las ciudades y el entorno urbano. El crecimiento de las grandes urbes tendrá que ser vertical con una visión de crear centros de barrio en el sentido más tradicional, donde la misma gente pueda trabajar, divertirse, ir al colegio, hacer deporte, vivir, salir a comer, ir al cine y frecuentar centros culturales de una manera mucho más urbana y aprovechar espacios.

 

Cuando empezó la ADI era una aspiración, ahora es una realidad.

 

El sector inmobiliario es reflejo de México 

Con el tiempo se han integrado personas de prestigio, valor e impacto, con principios éticos y de negocios, y además, críticos. Es gente de élite que está en la punta de lanza del desarrollo inmobiliario. Está comprobado que el desarrollo inmobiliario va por delante de los ciclos económicos. Al despegar la expansión inmobiliaria viene un impulso económico con impacto para los años subsecuentes. Si no hubiera desarrollo inmobiliario, no habría inversiones.

El sector inmobiliario es un reflejo de México. Uno sin el otro no podría existir. Pero no está inmune a los movimientos mundiales y el mejor ejemplo fue la crisis de 2009 con la quiebra del mercado hipotecario en Estados Unidos que generó una de las mayores recesiones mundiales.

El mercado mexicano no tenía los niveles de apalancamiento del americano, ni los productos hipotecarios tóxicos por lo que el impacto negativo fue menor y contenido. Otro ejemplo importante es cómo hemos instrumentado en México las Fibras y los CKDs. La Fibra en particular es un reflejo de un instrumento que existe en Estados Unidos para financiar mercados inmobiliarios, dar liquidez y participación al pequeño y mediano inversionista además de ciertos inversionistas institucionales a través de reglas muy claras; eso ha permitido que los bienes raíces en México empiecen a ser equiparables con valores del resto del mundo. Cuando haces un análisis observamos que los bienes raíces en México traían rezago porque eran bienes no líquidos.

En temas de regulación financiera como la bolsa, diría que al tener una responsabilidad con tus inversionistas. La transparencia es uno de los temas críticos para crear el sector y atraer a más inversionistas. La obtención de rendimientos atractivos es importante sin olvidar que es un negocio de riesgos. El sector es cada vez más institucional.

 

El conjunto Puerta Alameda en el Centro Histórico, consta de 
600 departamentos. El conjunto Puerta Alameda en el Centro Histórico, consta de 600 departamentos.

 

Más del 15% del PIB que produce la ciudad viene del desarrollo inmobiliario.

 

EL DESARROLLO   INMOBILIARIO VA DELANTE DE LOS CICLOS ECONÓMICOS

 

Hoy uno de los temas más importantes en la Ciudad de México es que una parte de los pagos que realizamos por permisos, licencias e impactos acaben en la zona de influencia de los proyectos, como sucede en otras partes del mundo, donde los vecinos ven con buenos ojos la llegada de un nuevo desarrollo.

En la Ciudad de México, desgraciadamente no se está ejecutando; aunque en los aranceles está previsto que se hagan esas inversiones que no se hacen en la zona del desarrollo. La ciudad tiene tantas obligaciones financieras que ese dinero probablemente acaban en otros lugares.

Si lo hacemos transparente, se puede decir: “estos son los derechos que se pagan. Estos apartados son para que se hagan cosas con ustedes. ¿Qué hacemos?”. Este  tema se ha estado trabajando en algunos clausulados de la Nueva Constitución.

Más del 15% del Producto Interno Bruto (PIB) que produce la ciudad viene del desarrollo inmobiliario, tanto del proceso de creación de los inmuebles, como de la operación. Somos grandes creadores de empleos. Somos de las industrias que más pagan impuesto al salario y a prediales en la ciudad. Como hacemos edificios de alta calidad, pagamos sumas muy importantes en prediales y revaluamos la ciudad. Cumplimos las leyes, las normas, y participamos proactivamente en la visión de ciudad.

En los próximos 25 años debemos invertir en educación, salud y menos corrupción. Este último tema es más predominante, pero son los tres grandes lastres de México. Como sociedad, tenemos que involucrarnos en ellos. Cada uno requiere soluciones diferentes pero los tres se pueden resolver. Si no los destrabamos, no vamos a llegar al país que queremos.

 


Texto:Enrique Tellez

Foto: Del Parque / Maxresdefault