Los cambios radicales serán en hotelería, salud, educación, moda, mercado inmobiliario –residencial, hotelero y corporativo– así como en el liderazgo y los medios de comunicación.

2 No me gusta0

El texto ‘The rules of the tech game are changing’, dado a conocer por The Economist en febrero de este año, detalla 20 puntos en los cuales más de 50 especialistas brindan un panorama ante el cual tendremos que adaptarnos, al menos en el corto plazo. Diversos temas se ponen en la mesa: home office, cambios corporativos, cambios en la selección de colaboradores, contracción hotelera, hogares tecnológicos, manejo de datos personales, Realidad Virtual (RV), empresas más flexibles, la utilización de Key Performance Indicators (KPI’s), entre otros, serán imprescindibles. A continuación, presentamos parte del revolucionario texto. 

 

Juntas digitales

Los seres humanos volveremos a socializar, pero el Home Office se quedará. El modelo mixto de trabajo es irreal; seguiremos trabajando en línea desde nuestras casas –cada vez más adaptadas– y con reuniones en lugares diferentes cada mes. Se crearán múltiples espacios para grandes juntas digitales. Nadie querrá vivir en el tráfico ni en esa vorágine de información.

 

 

Tecnologías disruptivas

Las oficinas cerrarán en un alto porcentaje. Su modelo atrasado será retomado por las tecnologías disruptivas. Tendremos más asistentes digitales para trabajar de manera eficiente. Los grandes corporativos serán recordados como los grandes mamuts (1980-2020) en extinción.

 

 

Lanzamientos virtuales

Desaparecerán al menos 50% de los hoteles de trabajo. Ya no regresarán los viajes, congresos o reuniones laborales como los conocemos; el turismo de trabajo prácticamente llega a su fin. Las llamadas se convertirán en videollamadas. Las juntas internacionales serán en línea. Los grandes congresos operarán con sistemas tecnológicos. Los nuevos lanzamientos de productos se harán de manera digital y los congresos serán apoyados por Inteligencia Artificial (IA) para recibir y ofrecer experiencias personalizables.

 

Generar valor hogareño

Los hogares se volverán más tecnológicos y adaptados al Home Office. Muchas empresas se dedicarán a solucionar las necesidades para poder trabajar desde casa, la cual cambiará de ubicación; ahora se puede vivir fuera de una gran ciudad, trabajar igual y generar el mismo valor. La ubicación física pasa a segundo término para las empresas, pero será prioritario para los colaboradores.

 

 

Menos jefes

La productividad ya no depende del jefe, las plataformas medirán resultados, KPI’s y tiempos. La forma de contratar personal se replanteará. Contratar al mejor del mundo hoy es más fácil, económico y eficiente. No habrá diferencia entre contratar personal local o extranjero. Ya somos globales.

 

 

Más suscripciones

Lo repetitivo se volvió virtual y con suscripción. Desde iglesias, arte, gimnasios, cines y entretenimientos. A veces iremos a eventos físicos, pero los números no darán para mantener las infraestructuras como antes. Menos lugares podrán mantener modelos abiertos. Habrá servicios sofisticados a domicilio por medio de la Realidad Virtual (RV).

 

 

Players emergentes

Empresas que no inviertan 10% en nuevas tecnologías, desaparecerán. La empresa tradicional terminó en 2020. Con recursos limitados, estas requieren más certidumbre y mejores inversiones. Una compañía tecnológica, nueva y fresca puede desbancar a una que lleva haciendo lo mismo durante 50 años. Así como el modelo de dark kitchen ha crecido, muchos servicios ahora lo copiarán.

 

 

Turismo recreativo fuerte

El turismo de entretenimiento en el 2021. Éste regresará fortalecido, acompañado con tecnología en su operación, desde la compra y experiencias. La gente apreciará visitar lo natural, pero con soluciones tecnológicas. Se buscarán lugares más remotos, experiencias más auténticas con asistencia digital 24/7. La interacción será la base del entretenimiento del futuro.

 

 

Credibilidad, imperante

El manejo de datos personales se volverá crucial. Las grandes plataformas cambiarán. La gente preferirá pagar por suscripción que regalar sus datos. Las grandes marcas hoy valen por su credibilidad. Todo se puede copiar o replicar, menos el prestigio. El valor de una empresa depende de muchos factores, ya no solo de su venta anual.

 

 

Menos colaboradores

La fuerza laboral se reducirá dramáticamente. Se delegarán muchas operaciones simples a la Inteligencia Artificial (IA). Para 2024, ésta ya manejará operaciones complicadas en millones de lugares, aunque su adopción general inició este 2021. Se aproxima una temporada de despidos globales muy grande. El desempleo tendrá razones multifactoriales.

 

 

Educación adaptativa

La educación nunca será igual. Se volverá presencial, pero tecnológicamente adaptativa. Cada uno tomará lo que necesita. Estudiar offline u online será lo normal. Las escuelas y universidades se transformarán en un esquema híbrido para siempre. Se contratará gente muy preparada para llenar puestos importantes; asimismo, se aceptarán candidatos sin título universitario para puestos básicos, pero que tengan experiencia.

 

 

Medicina virtual

El sistema médico se adaptó digitalmente y distancia. Una cita médica en teleconferencia ahora será lo habitual. La gente seguirá con pruebas PCR para detectar Covid-19 de manera rápida durante todo el 2021 para sentirse seguros. La vacuna encontrará grandes retos en el camino. Los grandes hospitales replantearán su operación por las crisis del Covid-19. La gente se enfermará menos de virus, bacterias y enfermedades por mal manejo de alimentos gracias a una limpieza recurrente.

 

 

Electrónica, más apreciada

La economía personal se contraerá. Se utilizarán nuevas formas de generar transacciones comerciales y la gente ahorrará más. Un porcentaje alto del gasto familiar se destinará a actividades que antes no se pagaban y viceversa. La compra de artículos como ropa ‘elegante’ se sustituirá por prendas ‘casuales’. La electrónica seguirá siendo el producto más apreciado un año más.

 

 

Streaming dinámico

E e-commerce seguirá creciendo. Entrarán jugadores como Facebook, Tik-Tok y YouTube a competir con Amazon. Se cerrará un porcentaje cercano al 50% en las tiendas físicas globales. Las tiendas sobrevivirán gracias a brindar experiencias y showrooms, pero el comercio real para finales del 2024 será mayormente en línea que presencial. Los grandes centros comerciales quedarán atrapados en el tiempo. Muy pocos sobrevivirán a largo plazo.

 

 

Más sustentabilidad

El cambio climático será un tema muy apoyado. Grandes industrias seguirán en la transformación y se utilizará la IA para comprenderlo y operarlo mejor. La adopción de bicicletas como transporte principal seguirá creciendo gracias a la transformación de las ciudades. Pasaremos del tema Covid-19 al cambio climático como cuestión principal y natural.

 

 

Credibilidad e inmediatez

Nuevos modelos de información y noticias por suscripción. Habrá más transparencia en contenidos, sin tantas fake news. La credibilidad será la piedra angular para todas las empresas. La gente está cansada de tanta información y prefiere sistemas curados por expertos para interactuar. La inmediatez seguirá siendo valorada.

 

 

Salud mental en alza

La salud mental será un tema recurrente. Las grandes plataformas ayudarán a la gente a sobrellevar las situaciones de agresividad, soledad y angustia al estar aisladas. Uno de los grandes costos del 2020 es lo complicado de trabajar nuevamente en equipo. Las crisis de liderazgo en las empresas serán más comunes.

 

 

Startups sociales

Las grandes problemáticas como la educación, la salud, la energía, la seguridad, la política, la destrucción de la clase media tomarán reflectores y se desarrollarán soluciones por parte de las empresas tecnológicas. El emprendimiento social estará en su máxima expresión con resultados económicos sustanciosos.

 

 

Producción personal

Todo se volverá natural y saludable. Comida, experiencias y formas de interactuar serán 100% más naturales. Producir los propios alimentos, meditar y ejercitarse, pasarán a ser parte del día a día. La permacultura y los sistemas de producción personales eficientes crecerán exponencialmente. El “nuevo lujo” será más sano. Los productos suntuosos perderán valor. El reciclado regresará con mucha más fuerza.

2021 será un nuevo inicio. Un renacimiento. Le gente replanteará sus metas personales, de trabajo, de salud, de dinero y espirituales. Vienen grandes oportunidades para satisfacer los cambios de pensamiento con valores más reales. Muchos comportamientos se transformarán y nunca regresarán. Acumular, consumir y vivir por lo material pasará a ser el lado negativo de la conversación.

 

 

Más pensamiento lateral

La innovación, la tecnología, lo natural y el pensamiento lateral serán la base de la nueva realidad. Las directrices están definidas, simplemente hay que encontrar las nuevas rutas personales o empresariales. 

 

 


Texto Mario Vázquez

Foto: jamesteoh1976-freepik / tirachardz-freepik.com / entrepreneur / rawpixel.com-freepik.com / horus / ty / impulsE / impulso negocios / bismart / infobae / the new york times / BIANCOBLUE-freepik / expansion / lovelyday12-freepik.com / ecosistemas digitales / ciudad inteligente / rt / quik / uflypro-freepik.com / crsp-media-freepik.com / lovelyday12-freepik.com / mego-studio-freepik