|  

Hacer una buena compra dependerá de diferentes aspectos, tanto financieros como inmobiliarios.

3 No me gusta0

El tener acceso a vivienda se ha convertido en un objetivo de vida; para lograrlo, se requiere de ciertos conocimientos básicos del mercado inmobiliario y financiero, sin dejar de lado el correcto asesoramiento por parte de expertos en el Real Estate.

1.- Es importante recordar que para adquirir una casa o departamento, el crédito hipotecario es la principal herramienta. Entre las principales recomendaciones para seleccionarlo están el revisar nuestro historial creditico en el Buró de Crédito y evaluar el nivel de endeudamiento para que no sea alto y corregirlo antes de solicitar

2.- Considerar cuánto se tiene ahorrado y saber cuánto puede prestar el banco para conocer de cuánto será la mensualidad. De esta manera, se podrán identificar los ajustes en la economía familiar.

3.- Comparar entre las diferentes opciones de crédito en el mercado con base en quién ofrece las mejores tasas de interés, quién las mejores coberturas en los seguros, comisiones, etc.

4.- Identificar el Costo Anual Total (CAT) e, igualmente, comparar.

5.- Para quienes laboran en la economía formal, el crédito del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) siempre es una opción, considerando que no se requiere contar con un historial crediticio para solicitarlo, sino que el sistema de puntos indica si se es acreedor al mismo.

 Otros consejos financieros

1.- Ahorrar: Expertos recomiendan ahorrar entre el 25 y 30% de los ingresos para la compra de un inmueble y destinarlos para el enganche. En caso de acceder a un crédito hipotecario, la mensualidad del crédito al que tengamos acceso será máximo el equivalente al 30% de nuestro ingreso.

2.- Reducción de gastos: Esto ayudará a mejorar el ahorro y al final, se producirá un impacto positivo en el presupuesto que puede destinarse a la adquisición del fututo hogar.

3.- Elaborar un presupuesto mensual o quincenal: Se debe ser disciplinado en el manejo de las finanzas personales o familiares.

Finalmente, analizar las características de la vivienda deseada es lo mejor, e identificar propiedades ubicadas en zonas de alto crecimiento traerá grandes beneficios a largo plazo, pues en ocasiones se puede encontrar una propiedad a bajo costo y remodelarla; más adelante aumentará su plusvalía y se obtendrán mayores beneficios.

En caso de optar por vivienda nueva, habrá que equiparla con todos sus componentes.