|  

Durante un balance de resultados, la institución afirmó que tuvo el mejor año en su historia, pues en los últimos doce meses se registró una utilidad neta de 99.6 millones de pesos.

0 No me gusta0

La banca de crédito al desarrollador inmobiliario vislumbra un crecimiento constante pero moderado para el sector, debido a que distintos factores, entre ellos, la recuperación del empleo, que de acuerdo con el Inegi, superó las expectativas de cierre de año, permitirán un repunte para el segmento inmobiliario durante 2020.

Con el propósito de brinda una perspectiva sobre el comportamiento del sector inmobiliario para 2022 y dar a conocer a inversionistas y clientes los logros obtenidos en 2021, el Banco Inmobiliario Mexicano (BIM) hizo un primer balance de inversión para este año.

Para ello, don Víctor Manuel Requejo, presidente del BIM y Rodrigo Padilla, director general de esa institución, delinearon un panorama general de la vivienda para México.

Durante la presentación, la institución dio a conocer que la captación tradicional de crédito se incrementó en 4.7% respecto a 2021, con lo que el BIM se catapultó como una de las mejores opciones del mercado respecto a la tasa de interés para la captación tradicional.
 
“Tuvimos un magnífico 2021; logramos el control de la cartera vencida y tuvimos el mejor año en nuestra historia, pues registramos un crecimiento por encima de lo previsto. Agradezco a todos nuestros colaboradores, que sin ellos, los resultados no serían posibles. Para este 2022 trabajaremos en todos los frentes posibles y con mayor eficacia para atender a nuestros clientes de la mejor manera posible”, destacó Requejo.
 
Por su parte, Padilla comentó que hubo un crecimiento del 26% en el Registro Único de Vivienda (RUV), pues la adquisición de inmuebles domésticos pasó de 183 mil en 2020 a 248 mil en 2021.

2021, año de recuperación

Agregó que en 2021 se observó un incremento del 58% en la contratación de créditos, pues el BIM pasó de haber registrado 6,061 millones de pesos (mdp) en 2020 a 9,592 millones de pesos, con lo que al cuatro trimestre del 2021 (4T21) se registró el monto máximo de contratos signados por la institución.

Los directivos afirmaron que los activos administrados por el fiduciario de la institución crecieron 21.5% en comparación con 2020, con lo que el BIM se posicionó en el lugar 20 dentro del mercado fiduciario.

“Estos contratos tuvieron mayor repercusión en el área metropolitana con un 23%, seguido por noroeste del país con un 22% y el golfo/sur con un 18%. La región del país en la que menos contratos se firmaron fue el bajío, la cual registró 10%”, agregó Padilla
 
Padilla finalizó afirmando que el BIM tuvo el mejor año en su historia, pues en los últimos doce meses se registró una utilidad neta de 99.6 millones de pesos, además que su cartera comercial registró una variación del 11% en el Bajío, siendo nuevamente la región metro la más importante para el Banco.