La Canirac anunció que si el gobierno estatal da el permiso para hacerlo, los restauranteros están listos para volver a operar a partir del 1 de junio.

1 No me gusta0

Con el próximo inicio de actividades económicas, el sector restaurantero de Querétaro alista nuevos esquemas sanitarios que regirán su funcionamiento. Entre las nuevas medidas están reducir al 50% su capacidad de aforo, así como una distancia de entre 1.5 y 2 metros de distancia entre cada mesa; según las dimensiones de cada lugar.

 Sin embargo, Octavio Mata Rivera, presidente de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) de la entidad, consideró que esta medida implicaría operar a niveles aún más bajos. Añadió que la intención es reabrir el 1 de junio, “porque los establecimientos ya no pueden permanecer cerrados”.

 Aclaró que para la próxima apertura se generaron protocolos sanitarios, que se trabajaron con las secretarías de Turismo y de Salud del estado, mismos que ya fueron entregados a las autoridades sanitarias para que sean evaluados. Y aunque el sector se mantiene a la expectativa de la fecha de reactivación, el empresario agregó que es necesario que reabran puertas, pues será insostenible seguir cerrado después del primer día de junio.

 Si se prolonga el periodo de cierre, indicó Mata Rivera a El Economista, estarán en riesgo fuentes de empleos y la subsistencia de los mismos negocios. “Ya nada más que la autoridad estatal nos dé luz verde para poder abrir el 1 de junio, poder publicar los protocolos para que los restaurantes tomen todas las medidas necesarias”.