El gobernador, Francisco Domínguez Servién, informó que en la entidad no se levantarán las medidas preventivas ni habrá, aún, una ‘nueva normalidad’ el próximo primero de junio.

4 No me gusta4

En un mensaje difundido en redes sociales, el gobernador queretano advirtió que en el estado aún se cierne la amenaza de que la emergencia sanitaria se convierta en una crisis con un sistema de salud desbordado. Argumentó que si tal fuera el caso, Querétaro no tendría la capacidad de ofrecer atención médica a quienes lo requieran.

Domínguez Servién hizo un llamado a la población para emprender acciones que ayuden a evitar un freno a los planes de estado para lograr reactivar la economía cuando llegue el momento.

Asimismo, anunció la puesta en marcha de una estrategia de entrenamiento social que incluye cinco etapas fundamentales: Identificar los riesgos, diseñar una estrategia propia, cambiar hábitos y modificar espacios, ensayar antes de salir y seguir instrucciones. Todas ellas se acompañarán en el regreso a las actividades esenciales bajo estrictos protocolos de seguridad sanitaria en coordinación con guías de autoridades federales y estatales