Los propietarios de oficinas tendrán que renegociar y flexibilizar las condiciones de sus contratos para poder seguir siendo competitivos. 

0 No me gusta0

El 2020 se proyectaba como el año de la recuperación para el mercado de oficinas en Perú, luego de cuatro años consecutivos de vacancia elevada, donde la sobreoferta inmobiliaria llegó hasta un pico de 28.45% en el 2017.

De acuerdo con Binswanger Perú, a inicios de este año se proyectaba una tasa vacancia de hasta 10%, después de que el 2019 cerrará en 16.6%. No obstante, con el coronavirus el mercado de oficinas se ha visto afectado; si bien, el índice de disponibilidad se mantendrá debido al retraso generado en la entrega de nuevos proyectos inmobiliarios, esto no se traduce en mayores ingresos por alquiler.

Sin embargo, expertos en la materia coinciden que los propietarios de oficinas tendrán que renegociar y flexibilizar las condiciones de sus contratos para poder seguir siendo competitivos. 

En este sentido, desde el 2019, el esquema de oficinas boutique ha sido visto por empresarios e inversionistas como una alternativa por su diseño y accesibilidad en precio y metraje. De acuerdo con, Rodrígo Martínez, gerente general de la Inmobiliaria Marcan, estos formatos menores a los 80 m2, serían los menos perjudicados del sector. “Ante la posible aversión a espacios que reúnan a muchas personas, luego de la cuarentena, estos formatos podrán ser utilizados para colocar a un área específica de la empresa”, señala Martínez.

La ventaja de estos espacios es que pueden ser contratados por pequeños empresarios, emprendedores y profesionales que buscan oficinas modernas y cómodas, pero a un bajo costo. Estos esquemas gozan de salas de reuniones, pequeños bussiness center, cafeterías en una escala menor, seguridad y gestión; pero sobre todo se caracterizan por aprovechar el metraje al máximo total. Ofreciendo características y amenidades comunes a los espacios prime, pero de forma asequible. 

Estos espacios están captando la atención de inversionistas, quienes observan una oportunidad de negocio que no requiere de mucho capital, ya que las áreas pueden ser reducidas por debajo de los 30 metros y son espacios prácticamente listos para su uso.

Un estudio de mercado elaborado por la Asociación de Empresas Inmobiliarias (ASEI) durante el año pasado, señala que tan solo en Lima existe una oferta de 2 mil 999 oficinas que suman un área total de 195,539 metros cuadrados, valorizado en 1,354 millones de soles peruanos, es decir, aproximadamente 386 mdd.