Se deben fortalecer los canales de distribución e incorporar a las bahías inteligentes de carga y descarga, nuevas opciones como lockers o cross docking.

1 No me gusta0

Aunque el comercio electrónico aumentó hasta 60% en los últimos cuatro meses gracias a los pedidos que hicieron las personas durante el confinamiento por el COVID-19, este canal continúa enfrentando el reto de la última milla, por lo que una solución es crear programas para favorecer la distribución logística priorizando el uso de vehículos eléctricos en la Ciudad de México (CDMX).

 Así lo consideró Daniela Muñoz, directora de Planeación de la Secretaría de Movilidad (Semovi) de la capital del país. Y agregó que se deben fortalecer los canales de distribución e incorporar a las bahías inteligentes de carga y descarga, nuevas opciones como lockers o cross docking; además de potencializar la infraestructura logística en zonas industriales como Vallejo.

 “Se deben encontrar soluciones y adaptarnos a las necesidades que tienen las ciudades, entender la complejidad urbana, no podemos seguir reaccionando de la misma manera. La distribución y el reparto de última milla ha cambiado con la pandemia, ahora se hace el reparto de forma escalonada y con otros protocolos para evitar contagios”.

Durante el webinar ‘Retos de la logística en la nueva normalidad’, organizado por Element Fleet México, la funcionaria comentó que Semovi trabaja en protocolos para el manejo del reparto de mercancía en bodegas, mercados públicos y de entregas a domicilio por aplicaciones móviles. Así como en la reducción de los viajes.

Así, para un mejor almacenaje en la última milla, además de la zona de Vallejo, se evalúa como mejorar los traslados de camiones de carga en vialidades reducidas de la ciudad, como las que presentan las alcaldías Magdalena Contreras, en el Centro Histórico o en Coyoacán, en estas últimas, ha circulado tradicionalmente gran cantidad de persona.

 Por su parte, Juan Moran, regional manager Automobility para DHL, enfatizó que la distribución en las ciudades no puede seguir utilizando vehículos de combustión interna. Dijo que solo en CDMX hay 10 millones de personas y otras 11 entran y salen todos los días, por lo que se deben establecer cuáles son las mejores prácticas de movilidad.

 “Por ejemplo para la operación de DHL la distribución de última milla en México es crítica, por ello actualmente de lo que movemos en este segmento 70% es green, sin vehículos de combustión, y para 2023 será totalmente con vehículos eléctricos para ello la firma ha establecido un plan de inversión de 50 millones de dólares”.

 En tanto, Leonardo Gómez, director general de la Asociación Nacional de Transporte Pesado (ANTP), comentó que el cierre de comercios y el crecimiento del e-commerce del 60% en cuatro meses, ha traído nuevos retos para el sector del transporte y la logística; “que urge atender y que se han sumado a otras problemáticas que ya se venían arrastrando como la competencia desleal, sobrerregulación en estados y municipios y la antigüedad promedio de la flota”.

 En el caso de esta asociación, el uso de tecnología de monitoreo para el control de las cargas permitió una disminución en la incidencia delictiva, aunque reconoció que también descendió el movimiento de la carga. Sin embargo, reiteró la necesidad de una mejor infraestructura carretera, ferroviaria y portuaria, que proyecte una mejor logística en el país. Asimismo, agilizar los permisos de conectividad y circulación, como un avance en las especificaciones de la carga para no limitar los viajes.