Raquel Buenrostro dijo que se han logrado recaudar 60 mil millones de pesos extra durante 2020 pese a la pandemia.

1 No me gusta0

Raquel Buenrostro Sánchez, titular del Servicio de Administración Tributaria (SAT), en días pasados realizó una reunión a distancia de Comisiones Unidas de Hacienda y Crédito Público, y del Senado de la República, para su exposición del Paquete Económico. 

Señaló que ha sido un año muy complicado para México debido ya que han “observado que algunos países quedaron por debajo de su meta de recaudación, 20-25%; algunos países incluso al 70% por debajo de su meta anual de recaudación”.

Ante ello, en México se han detectado varios sectores que deberán estar bajo escrutinio fiscal, entre ellos, el sector retail:

“Tenemos varios sectores identificados, que eran de los que no habían sido revisados. A principio del año, en febrero, tuvimos una reunión con todas las cámaras y las asociaciones, les avisamos qué es lo que íbamos a revisar, qué sectores: son básicamente el acerero, el alimenticio industrializado, el automotriz, energético, farmacéutico, financiero, minero y lo que le llaman en retail, o las empresas del menudeo”.

Avance considerable

En su exposición Buenrostro destacó que el SAT lleva un avance de recaudación del 80%, ya que se están cobrando y recuperando adeudos que están vigentes desde 2010, 2012 y 2013, que “Son recursos que siempre fueron del fisco y por alguna razón las empresas no los habían pagado correctamente”. 

Prueba de lo anterior fue que a septiembre, “los ingresos tributarios en el SAT consiguieron un nivel de ingresos por 2.5 billones de pesos, que son alrededor de 60 mil millones de pesos más en términos nominales que el año pasado, lo cual es extraordinario considerando la crisis sanitaria”.

Dijo que en cuanto al comercio exterior, a septiembre, ha caído 15.5% en términos reales, lo cual se entiende perfectamente porque, como esta crisis sanitaria sigue escalonada en diferentes países.

Finalizó reconociendo que no han avanzado en todos los sectores porque, como saben, los tiempos de las auditorías, están programados por ley, por lo que “no podemos actuar de un día para otro”.