La autoridad capitalina llamó a salir de casa lo indispensable y en espacios abiertos, asimismo, a usar el cubrebocas de forma correcta.

5 No me gusta0

La Ciudad de México (CDMX) registró 4,459 más contagios y 88 nuevas muertes por COVID-19 el jueves, y la ocupación hospitalaria pasó del 52 al 56% en la última semana, por lo que el gobierno local implementó nueve medidas para aminorar esta situación. 

Entre estas medidas, destaca el llamado a la población para salir de casa lo indispensable y en espacios abiertos, asimismo, para usar el cubrebocas todo el tiempo y de forma correcta, además de cuidar la sana distancia y el lavar las manos de forma constante.

La autoridad capitalina también redujo al mínimo la operación de las oficinas de gobierno y de organismos autónomos, pero considera el trabajo a distancia de los empleados, al igual que para los trabajadores de empresas privadas.

Otra medida es la vigilancia y el fortalecimiento de las medidas sanitarias actuales para negocios; y poner filtros dosificadores en el Centro Histórico, la Central de Abasto y en las tiendas y centros comerciales que lo requieran. 

En tanto que en las colonias en emergencia sanitaria por COVID-19, habrá un fortalecimiento del trabajo territorial y medidas para comercios; lo que incluye un incremento en el número de pruebas para detectar y aislar casos.

Cabe mencionar que en la temporada navideña se pospondrán ferias y romerías, y también se reforzará el código QR en establecimientos; a partir de la segunda mitad de la próxima semana este sistema también aplicará en el transporte colectivo como Metro, Metrobús, Trolebús y RTP.

Claudia Sheinbaum Pardo, jefa de gobierno de CDMX, avisó que la capital del país estará una semana más en el color naranja del semáforo epidemiológico, “al límite del rojo. Más allá del color del semáforo, lo que es muy importante es que es un llamado distinto a la ciudadanía”. 

Informó que habrá 600 camas más en el Hospital General Ajusco Medio, Unidad Citibanamex, IMSS y de la Secretaría de la Defensa Nacional, de estas, 120 serán para terapia intensiva; además, se contrataron 350 trabajadores para dos unidades COVID-19, y se mantiene ley seca en las alcaldías.