Al 11 de enero de este año, las aseguradoras pagaron 8,571 millones de pesos en indemnizaciones por este tipo de seguridad.

1 No me gusta1

De las 136,917 muertes reportados hasta el 13 de enero a consecuencia del COVID-19 en México, solo 39,141 personas contaban con un seguro de vida, es decir, un 28.5%, según  datos de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS). 

Al 11 de enero, las aseguradoras pagaron 8,571 millones de pesos (mdp) en indemnizaciones por seguro de vida, con un promedio de 218,92 pesos cada uno. En el caso del seguro de gastos médicos, atendieron 22,415 casos asegurados de COVID-19, con un costo promedio de 407,836 pesos en atención hospitalaria. 

El monto acumulado de las indemnizaciones es de 9,141.6 mdp, de los cuales existe un 74% de avance en el pago de las mismas, señaló  Juan Patricio Riveroll, vicepresidente de la asociación, durante la presentación de estos datos. 

Agregó que seis de cada diez casos se registraron en la Ciudad de México, Estado de México, Nuevo León y Jalisco; no obstante, los contagios y hospitalizaciones no disminuyen en estas entidades, por lo que la saturación en los nosocomios que atienden este padecimiento es aún un tema preocupante. 

Por su parte, Edgar Karam, vicepresidente de AMIS, refirió que “lo que nosotros hemos estado haciendo es estar muy cerca de la Asociación de Hospitales, prácticamente nosotros también estamos informando a nuestros asegurados sobre los cuidados que deben tener, pero no podemos hacer más que estar. 

“Las condiciones son para todas las personas que tengan una necesidad de atención hospitalaria, y cada asegurado irá al hospital que más cerca tenga y en las condiciones en cómo pueda ser atendido en dichos hospitales”, dijo el especialista, según retomó Milenio. 

La pandemia de COVID-19 suma 890 millones de dólares y se mantiene en el sexto lugar de las catástrofes más costosas para la industria aseguradora en México; AMIS estima que para el cierre de este primer trimestre la enfermedad pueda escalar un puesto más ante el ritmo de contagios que prevalece.