La  pandemia transformó la concepción que tienen sobre la vida, así, los viajes y el ocio encabezan la lista de los pendientes.

4 No me gusta1

De acuerdo con un estudio, casi seis de cada diez inversionistas en el mundo quieren hacer las cosas que echaron de menos durante el confinamiento derivado del Covid-19, ya que la  pandemia transformó la concepción que tienen sobre la vida, así, los viajes y el ocio encabezan la lista de los pendientes.

UBS Investor Watch menciona que la pandemia cambió de forma transcendental a los inversionistas, pues no solo incitó a la mayoría a reconsiderar sus prioridades, sino que desencadenó una búsqueda de sentido tanto en la vida personal como en el trabajo.

Por lo que un 68% de los inversionistas afirmó que la pandemia le hizo querer encontrar su propósito y marcar más una diferencia en el mundo. En el ámbito profesional, cuatro de cada diez quieren encontrar un trabajo más trascendental o retirarse del todo para disfrutar de la vida.

Otros datos interesantes son que los inversionistas ya le dan más valor al tiempo, pues un 82% afirmó que la vida es corta; un 57%, encabezado por Asia y Suiza, planea retomar las actividades que se perdió durante el confinamiento; en Latinoamérica y Estados Unidos son más prudentes, con un 43 por ciento.

Según la firma suiza, los inversionistas valoran lo que tienen (93%), pero dos tercios se sienten culpables de su prosperidad, por lo que casi la mitad (45%) considerará realizar más donaciones caritativas que antes de la pandemia, mientras que un 38% las mantendrá.

Además, el 66% se siente culpable por ser más afortunado que muchas otras personas. Es así, que siete de cada diez inversionistas quieren marcar una diferencia en el mundo. Seis de cada diez afirman que la pandemia los volvió más espirituales y un 40% afirma que quiere formar parte de ‘algo más grande’ que ellos.

Destaca que las mujeres y los inversionistas más jóvenes fueron más afectados por la pandemia, aunque las mujeres se mostraron más propensas a replantearse prioridades. Y los inversionistas jóvenes valoran el hecho de ‘marcar una diferencia en el mundo’, un 79% frente al 51 de los inversionistas mayores de 50 años.