En su conferencia mañanera, destacó los datos del INEGI sobre percepción de corrupción en distintos funcionarios.

1 No me gusta0

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, afirmó, en su conferencia mañanera, que su gobierno, de la autollamada Cuarta Transformación (4T) avanza en el combate a la corrupción.

“Vamos avanzando en el combate a la corrupción; como lo planeamos y lo concebimos desde el inicio, limpiar de corrupción al gobierno como se limpian las escaleras, de arriba para abajo. Puedo decir, sin temor a equivocarme, que no hay corrupción”.

Ayudado por el Jefe de Comunicación de la Presidencia, Jesús Cuevas, destacó los datos dados a conocer por el INEGI en cuanto a percepción de la corrupción en México:

Destacó que 73.3% de la población percibe a la policía de tránsito como la más corrupta; le siguen los jueces, con 70.1%; policías municipales, con 69.7 por ciento.

En cuanto a la percepción de las personas respecto a la actuación de los Policías ministeriales o judiciales, 63.8%; la Policía Federal, 58.2; la Fiscalía General, antes Procuraduría General de la República: 56.9.

Entre los organismos con menos percepción de corrupción estuvieron el Ejército con, 24.4; la Guardia Nacional con 23% y la Secretaría de Marina, 18.2%

El Presidente mostró a través de láminas que la percepción de la corrupción de los policías bajó del 91 por ciento a 88; en partidos políticos bajó de 91 a 85; en Ministerio Público bajó de 80 a 77; Cámara de Diputados y Senadores bajó de 86 a 77; gobiernos estatales bajó también considerablemente de 84 a 75; gobiernos municipales de 81 por ciento a 72, también bajó; jueces y magistrados de 71 por ciento a 70; gobierno federal de 86 por ciento a 66 por ciento.

“Esto, nos decía un especialista del Inegi, no se daba; tenía tiempo y en ninguna parte del mundo, no es para presumir, no les va a gustar a nuestros adversarios. Luego, institutos electorales, de 75 bajó a 65”.

No espiamos

Cuestionado sobre el espionaje que se ha presentado a columnistas y periodistas críticos a su gobierno, negó el hecho.

“Es falso (…) se ponen todos de acuerdo para cuestionar al gobierno sin pruebas. El Universal, miren: ‘Espionaje a periodistas es para amedrentarlos’. Falso. ¿A quién supuestamente se le investiga, se le espía? (…) todos están en contra nuestra: Loret, Héctor de Mauleón, Mario Maldonado, Salvador García Soto, Raymundo Riva Palacio. ¿Para qué los vamos a espiar si son predecibles?”

López Obrador objetó la información afirmando que su gobierno tiene principios e ideales, “no somos como ellos ni como sus jefes. No vamos a espiar a nadie”

En contraparte, dijo que si se presentan pruebas, “no sólo iniciaríamos una investigación, sino se despide al funcionario que esté haciendo estas cosas”.

Hoy en la mañana, que me estaban hablando de este asunto, que está convertido en un escándalo, claro, en el mundo cada vez más limitado, cerrado, de la prensa convencional, preguntaba yo que si… ¿De dónde había salido esto? Y el origen es un abogado de Televisa.

Sobre una información del Instituto Reuters en el sentido que los medios de comunicación en México afrontan frecuentes ataques de un presidente populista, López Obrador ironizó:

Sí, pues sí, un presidente malísimo, populista, comunista, autoritario, mesías, que persigue periodistas, que limita la libertad de expresión, que censura, algo nunca visto en México, y que además ya no les da dinero a los periodistas, es malísimo el presidente”.