Atenderá a cada paciente individualmente, controlará su salud y operará donde sea necesario, además y tenderá a compactarse.

2 No me gusta0

La evolución de la inteligencia artificial (IA) es imparable y su aplicación es prácticamente en todas las áreas del quehacer humano, como en el de la salud, particularmente en los hospitales del futuro.

Es probable que en el futuro, las personas ya no asistan a este inmueble a una cita, al menos, es el ideal que consideran los especialistas, pues con los datos aportados actuará de forma remota.

El arquitecto Sergio Mejía refiere que el hospital del futuro funcionando con IA atenderá a cada paciente individualmente, controlará su salud y operará donde sea necesario.

Dará paso a la máquina, la infraestructura hospitalaria será más flexible, cambiarán las áreas, los servicios y locales y tenderá a compactarse, dijo durante un congreso internacional.

“Para el 2050 la población mundial ascenderá a 10 mil millones y para entonces y con la tecnología al alcance, se formarán comunidades con robots, habrá la oportunidad de alojarse en un hotel en la luna, vivir hasta 150 años y la posibilidad de reencarnar, por medio de la inteligencia artificial”.

Por su parte, Amanda Gómez, doctora en física aplicada y telecomunicaciones, destacó que esta tecnología incrementará la telemedicina, la cibersalud con la 5G y un mayor uso de la robótica.

Mientras que la atención hospitalaria será a través de los sistemas de la geografía de la salud y desde el espacio se podrá geo-posicionar la salud para predecir y prevenir enfermedades que afectan a la población.

Esto, a través de alteraciones de la temperatura del planeta, cultivos con mayor uso de fertilizantes, contaminación del agua y la movilidad de las personas.

La especialista pronosticó que la atención a la salud se convertirá en la tele-epidemiología del futuro donde quienes viajen al espacio exterior contraerán nuevas enfermedades.

En este sentido, IA medirá esos cambios que se registren con el paso del tiempo en tiempo real y a velocidades extraordinarias, y donde la hiperconectividad permitirá hacer las cosas mejor y rápidamente.

Luis Malló, CEO de las compañías Alebat Education, Inspiria y Knotgroup, dijo que debido al covid en los centros de emergencia de Madrid, el concepto de hospital está en revisión, en donde además resultaron insuficientes para enfrentar el escenario.

Señaló que los centros de emergencia evolucionarán hacia la automatización en donde no intervendrá un operador humano, se harán servicios digitalizados, conectados e inteligentes para el desarrollo de la atención del siniestro, ya que un centro de emergencia es un generador de datos.

Solo en Estados Unidos se atienden 240 millones de llamadas en los 8,900 centros distribuidos en el país y el uso de herramientas de IA ha permitido reducir la intervención de las diferentes agencias a 45 segundos.

Por esa razón el gobierno norteamericano destinará 15 millones de dólares para el proyecto 911 Nueva Generación (NG911) que incluirá tecnologías de AI.

 

La sala de operaciones del futuro

En la sala de operaciones construida en el área de ciencia y tecnología de la Universidad de Trondheim, en Noruega, aplican IA en casos de enfermedades pulmonares, cardiovasculares y cáncer.

El doctor Gabriel Hanssen dijo que en un futuro cercano “todos trabajaremos con la inteligencia artificial de una u otra forma, cada individuo tendrá su contraparte digital que ayudará a otros cuando ya no exista el original.

“Se incrementará la medicina de precisión donde el tratamiento será personalizado y los algoritmos de la inteligencia artificial permitirán hacerlo automáticamente, mejorando la investigación en casos específicos”, apuntó Hanssen en el evento que se realizó de manera virtual.

El congreso fue organizado por la Sociedad Mexicana de Arquitectos Especializados en Salud (SMAES), Federación Internacional de Ingeniería de Cuidados para la Salud (IFHE) y Conferencia Interamericana para la Seguridad Social (CISS).